Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

Calvià culmina los expedientes a las casas que ocupan una zona verde

El pleno municipal aprobará hoy la quinta y última orden de derribo en Son Ferrer

Uno de los cerramientos afectados por la resolución. | J.L.IGLESIAS

El pleno del ayuntamiento de Calvià aprobará hoy un nuevo expediente por el cual insta a la propiedad de una casa de Son Ferrer a derribar la parte de la vivienda que ocupa una zona verde municipal. Con este requerimiento, el Consistorio completa los expedientes abiertos a cinco propiedades de la calle Ocell del Paradís por esta irregularidad urbanística.

Como en los anteriores casos, los servicios jurídicos vuelven a constatar que existe una ocupación indebida de ese espacio municipal. La medida afecta, sobre todo, a cerramientos y a partes exteriores de las casas.

En total, son cinco las parcelas afectadas por el requerimiento municipal. Las tres primeras fueron al pleno de julio de 2021; la cuarta se ratificó en el pasado pleno extraordinario de diciembre; y la quinta parcela va a la sesión prevista para hoy.

Como sucedió con los expedientes previos, se dará un trámite de audiencia para que las personas titulares puedan presentar alegaciones y justificaciones que estimen pertinentes. En el caso de que no se presenten alegaciones en un plazo de 15 días, según informa el Consistorio, «se entenderá la conformidad de las personas titulares de las parcelas, por lo que se otorgará un plazo de 4 meses para la retirada del cerramiento de la zona verde municipal».

Fuentes municipales advirtieron de que, si no se corrige la ilegalidad urbanística, el Ayuntamiento podrá asumir la ejecución del derribo haciendo pagar luego todos los gastos a la propiedad de la parcela expedientada. En varias declaraciones públicas, los afectados han incidido con vehemencia en la idea de que ellos «no han invadido nada», ya que, aseguran, desde que compraron esas casas en los inicios de urbanización sus propiedades contaban con ese terreno.

Algunos de los afectados han presentado recursos por la vía de lo contencioso-administrativo para detener el proceso. Esos recursos han sido admitidos a trámite, como ya informó este diario el pasado noviembre.

Otro de los argumentos recogidos en esos recursos se centra en asegurar que esa parte de sus casas que ahora les obligan a demoler está incluida en las escrituras originales de sus propiedades. Además, algunos de ellos ponen el acento en que el Ayuntamiento no habría acreditado debidamente la titularidad municipal de esa parte de la zona verde.

Fue la Unidad de Infracciones, Sanciones, Disciplina Urbanística y Actividad del ayuntamiento de Calvià la que informó de la ocupación de cinco parcelas en Son Ferrer. Esa documentación se trasladó a los servicios jurídicos municipales, que fueron los encargados de tramitar los expedientes de recuperación de oficio.

Los técnicos del Consistorio concluyeron que, «a la vista del historial urbanístico, la licencia municipal de obra y otra documentación, el cierre de esta parcela ocupa una parte de la superficie de la zona verde municipal». Las parcelas se ubican al lado del popular merendero de Son Ferrer.

Compartir el artículo

stats