Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Construyen una rotonda de acceso a Raixa para mejorar la seguridad vial

El conseller de Movilidad dice que es una actuación que elimina un punto negro, dejando de lado los «megaproyectos»

Éste es el punto en que se construirá la rotonda.

El departamento insular de Movilidad e Infraestructuras ha comenzado las obras de construcción de la rotonda de acceso a la finca de Raixa, con el objetivo de reforzar la seguridad del tráfico para evitar accidentes. El presupuesto es de casi 800.000 euros y se prevé ejecutar en seis meses.

El proyecto reformará la actual intersección en forma de ‘T’, con un carril de espera, una actuación que elimina los giros a la izquierda que hasta ahora constituían un peligro viario.

La futura rotonda contará con dos carriles de circulación, de cuatro metros de anchura cada uno. Se habilitarán también dos nuevas paradas de autobuses y aceras de dos metros de anchura para mejorar la seguridad de los usuarios.

Todos estos detalles los aportó ayer el departamento insular con motivo de una visita institucional por el inicio de las obras, a la que asistieron la presidenta del Consell, Catalina Cladera; el conseller de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, y la consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot.

Megaproyectos

Sevillano explicó que, con este tipo de actuaciones, dejan de lado los «megaproyectos que sólo consumen territorio», en una alusión velada al controvertido desdoblamiento de la carretera Llucmajor-Campos. Y agregó que apuestan por acciones concretas para corregir un punto peligroso desde el punto de vista de la seguridad vial.

«Además, por primera vez, en una obra de carreteras se incluye un proyecto del Imedea y del Jardí Botànic de Sóller para favorecer la preservación y proliferación de los insectos polinizadores, la presencia de los cuales ha disminuido en los últimos años por el uso de fertilizantes y herbicidas», apuntó el conseller. El plan prevé, en este sentido, instalar lo que se denomina ‘hoteles de insectos’, que son estructuras de madera para que puedan anidar «especies vitales para hacer que la mayoría de los cultivos fructifiquen», según apuntó la institución insular.

Puntos negros

Mientras, Cladera enfatizó igualmente la mejora en la seguridad de este punto viario. «Es un ejemplo de que actuamos en la red de carreteras con proyectos que aportan seguridad, ya que eliminamos puntos negros y mejoramos los accesos, incorporando criterios de sostenibilidad», argumentó.

Sala de formación en la finca pública de Raixa. |

La ‘Escola de Margers’ de la finca, nuevo centro de formación SOIB

La vicepresidenta y consellera insular de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot, y el director general de Modelo Económico y Ocupación del SOIB (Servei d’Ocupació de Balears), Llorenç Pou, informaron ayer que, a partir de ahora, la Escola de Margers ubicada en Raixa será un nuevo centro de formación SOIB. 

En este centro, según indicaron, se empezará a impartir la especialidad de construcción de pedra en sec, una acreditación que «supone un paso más en la recuperación y consolidación de la profesión de marger».

«Los mestres margers son presente, son pasado y serán futuro. Por eso, continuamos dando pasos para promover, divulgar y formar a los nuevos profesionales que garanticen la pervivencia de este oficio milenario», indicó Ribot, quien destacó que la acreditación del SOIB «servirá para dar el prestigio necesario al oficio de marger para que sobreviva y pase a las generaciones futuras».

Pou, por su parte, subrayó la importancia de que haya espacios donde aprender la técnica de la pedra en sec y formar a los margers en los secretos de esta profesión.

Compartir el artículo

stats