Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gent per Sineu se disolverá al acabar esta legislatura y Més tomará el relevo

Se avecinan cambios en la izquierda de Sineu para las próximas elecciones municipales. Gent per Sineu, una coalición progresista que cuenta actualmente con cuatro concejales en el Ayuntamiento, se disolverá al acabar la legislatura y Més per Sineu tomará el relevo en ese espacio de izquierdas que dejará huérfano.

Así lo explicó ayer en rueda de prensa el coordinador de esta transición, Andreu Matas, un histórico de la política municipal que llegó a ser alcalde, quien señaló que esta decisión se debe a que los actuales concejales de Gent per Sineu han manifestado su intención de no repetir en los comicios de 2023.

«Y nadie quería coger el relevo. Por eso, los de Més per Sineu, que estábamos en el grupo, junto con Esquerra Republicana, Podem, independientes… dijimos que nosotros cogeríamos el relevo. De esta forma, Gent per Sineu seguirá hasta el final de legislatura como oposición. Lo que pasa que será una oposición que presentará propuestas de Més. Llevaremos el peso. El objetivo final es que en 2023 pueda haber una lista de carácter nacionalista», detalló Matas, en declaraciones a este diario.

«Cada 15 días nos reuniremos con los regidores y los vecinos que quieran venir. Prepararemos preguntas y propuestas en positivo. Desde la oposición, no sólo hay que criticar, también hay que demostrar que se puede gobernar», agregó.

Sobre los temas que considera de interés en la agenda política municipal, Matas mencionó los problemas de suministro de agua potable. Recordó que el Govern ha planteado soluciones para acabar con el problema de la mala calidad del agua en Sineu, y enfatizó que estarán encima del tema. Apuntó también la necesidad de hacer un censo de edificios en ruina, sobre todo en el casco antiguo de la localidad.

Compartir el artículo

stats