Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La limpieza del punto verde clausurado en Porto Cristo ha costado 100.000 euros

El ayuntamiento de Manacor ha pedido al Govern la cesión de 15.000 metros cuadrados junto a la depuradora entre Porto Cristo y s’Illot para habilitar uno nuevo antes de verano

Limpiar el punto verde cerrado en Porto Cristo ha costado 100.000 euros

La restitución a su estado original del punto verde de Porto Cristo, cerrado a mediados del pasado mes de octubre, ha costado al ayuntamiento de Manacor 100.000 euros. Así lo explicó este lunes el concejal de Medio Ambiente municipal, Sebastià Llodrà (Més-Esquerra), quien especificó que el gasto ha venido derivado sobre todo “por la recogida de todos los residuos voluminosos y los escombros que quedaban”. También por el hecho de tener que pagar un servicio de seguridad privada durante las primeras semanas tras el cierre del solar “para evitar que los que estaban habituados a ello siguieran llevando y dejando allí trastos y materiales para reciclar. Cosa que en estos momentos afortunadamente ya no sucede”, dijo Llodrà, quien reconoció que en parte es debido a que nos encontramos en temporada baja. De ahí la urgencia consistorial en encontrar un espacio de reciclaje antes de verano.

Es por ello que desde la oposición la Agrupació Independent de Porto Cristo (AIPC-SyS) pidió en el último pleno información sobre la búsqueda anunciada por el Consistorio con el fin de encontrar unos nuevos terrenos adecuados donde poder habilitar, de manera legal, el nuevo punto verde. En este sentido, el delegado de Zona Costera, Sebastià Nadal (PSOE) confirmó que el área de Urbanismo local ya ha pedido de manera oficial a la conselleria de Medio Ambiente la cesión “esperamos que a coste cero” de 15.000 metros cuadrados de solar junto a la depuradora”.

La petición, efectuada hace unos días y que aún no ha sido contestada, serviría también para acometer la ampliación necesaria de la depuradora, situada ya en la carretera que va de Porto Cristo a s’Illot y que para AIPC “quedaría demasiado lejos del pueblo”, según argumentó Antònia Llodrà; “tal vez sería mejor seguir buscando hasta encontrar otra ubicación”. Nadal, en cambio, cree que su situación entre los dos núcleos costeros puede ser más efectiva logísticamente, además de ser “la opción más rápida ahora mismo”. De todas formas, en las afueras del punto verde ayer se acumulaban algunos trastos.

Limpiar el punto verde cerrado en Porto Cristo ha costado 100.000 euros R.F.

Más de una década

El problema arranca en el 2010 cuando el punto verde tuvo que ser eliminado de dónde estaba, en la plaza del Sol i la Lluna, para poder acometer unas obras integrales de reforma. De ahí se llevó a un solar de unos 4.000 metros cuadrados situado en un lateral de polideportivo del IES Porto Cristo, sin ningún convenio firmado con la propiedad. Se trataba de un solar que tenía la calificación de urbanizable pero que sin embargo, se descubrió que no constaba como apto para acumular ni tramitar residuos, tampoco con el nuevo Plan General.

En octubre, cuando el punto verde tuvo que cerrar, hacía aproximadamente un año que el consistorio trataba de firmar un acuerdo con la propiedad de los terrenos a medio o largo plazo, conversaciones que no fructificaron. Por otra parte, los expedientes abiertos la pasada primavera por la Guardia Civil y la conselleria de Medio Ambiente (a raíz de denuncias particulares), constataron que no se cumplía ni con los preceptos urbanísticos ni con las normas mínimas ecológicas. Con lo cual y ante la imposibilidad de acometer obras de vallado o la adecuación de una solera, el ayuntamiento de Manacor decidió cerrar, dejando así sin un punto verde a entre 10.000 y 11.000 personas a las que prestaba servicio entre Porto Cristo y s’illot.

El Ayuntamiento no encuentra nave

La regidora de Urbanismo, Núria Hinojosa (PSOE) informó en el pleno del lunes de la falta de ofertas llegadas en tiempo y forma hasta el Ayuntamiento, con el fin de poder alquilar una nave que dé cabida a la nueva Certificación Profesional para el mantenimiento de embarcaciones de recreo que el Ministerio ha autorizado. “Ha habido interesados pero al final no se han presentado ofertas, pese ha que subimos el precio respecto a la primera convocatoria”. Hace ya meses que el consistorio intenta sin éxito encontrar una nave que tenga las características solicitadas, es decir al menos 450 metros cuadrados y con un coste de 1.573 euros mensuales, “además de contar con bancos de trabajo y estar enlucido”. Por el momento ni en Porto Cristo (en primera instancia) ni en Manacor. “Siendo así nos planteamos hacerlo desde lo público, sería lo más coherente”. Es decir que fuera el Ayuntamiento quien comprara la nave directamente.

Compartir el artículo

stats