Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jesús Jurado Secretario Autonómico de Memoria Democrática

«Realmente no hay concordia posible si antes no se hace justicia»

Hace balance de las políticas de memoria que se han llevado a cabo este 2021. Ahora descorcha un nuevo año con nuevos objetivos en el horizonte: «Uno de los retos más importantes es el de lograr identificar y retornar a sus familias la mayor cantidad de personas»

Jesús Jurado: «Realmente no hay concordia posible si antes no se hace justicia»

¿Qué retos se plantean en 2022 desde el punto de vista de Memoria Democrática? 

No son pocos. Como más trabajo se hace, más cuestiones surgen y más retos te propones pero también influye que a lo largo de varias décadas no se ha hecho nada. Siempre decimos que llegamos tarde. El trabajo se debe hacer rápido porque hay una generación que está desapareciendo que es la de los hijos e hijas de las víctimas de la represión franquista. Las últimas intervenciones tanto en Porreres como en Son Coletes han sido muy potentes y han permitido el hallazgo de muchos restos humanos. Hemos duplicado la cantidad en un año. Así uno de los retos más importantes es el de lograr identificar y retornar a sus familias la mayor cantidad de personas. Hacer que se cumplan unos derechos humanos que han sido vulnerados durante mucho tiempo para nosotros es primordial. Son muchos cuerpos y cada cuerpo es una historia. Lograr poner un nombre a cada cuerpo, es lograr poner luz a una de estas historias terribles. Es duro pero necesario. Las familias lo agradecen.

¿Cómo avanza el tercer plan de fosas?

En enero, avanzaremos algunas excavaciones en Inca o en Mancor porque la de Formentera ha sufrido un pequeño retraso y será en febrero. En importancia es la de Formentera, buscamos 58 cuerpos. La mayoría no es de las islas. Nos hemos puesto en contacto con la Junta de Extremadura para que recojan ADN de familiares. Esta colaboración entre instituciones es básica para avanzar en temas de Memoria Democrática.

«Hace falta la sensibilización porque se está instalando un discurso que no es el adecuado»

decoration

En Son Coletes se han hallado cuatro mujeres. ¿Hay esperanza de que sean las Rojas del Molinar o milicianas?

Sí, claro. En Balears no hubo tantas mujeres asesinadas. Murieron una veintena y, de repente, encontramos cuatro o cinco en Son Coletes. Aún no lo sabemos, debemos esperar al ADN que es la prueba definitiva. Lo que sí tenemos es contacto con las familias de casi todas ellas. 

¿Se hará un memorial en Son Coletes?

La intención del Govern es indudablemente que sí.En todos los grandes sitios de represión debería haber un centro de interpretación tanto en Son Coletes como en Porreres. Es necesario dejar explicado lo que significó un lugar como Son Coletes o Porreres en Mallorca. El Govern está por la labor de hacer un memorial o centro de interpretación vinculado a estos sitios. Me consta que los dos ayuntamientos estarían encantados con la idea. Se trata de definir un proyecto y tirarlo adelante pero como mínimo queda una tercera intervención en Son Coletes. Cuando esté todo bien definido, será el momento de tirarlo adelante. Ahora, de momento, se está diseñando el cuarto plan de fosas.

Las políticas de Memoria son una de las insignias de este Govern. ¿Qué papel han jugado las asociaciones memorialísticas?

Un papel crucial. Sin el papel que han tenido estas entidades, el Govern no habría desarrollado las políticas de Memoria que ha desarrollado. Estas entidades fueron las responsables de diseñar los mapas de fosas y de iniciar las primeras excavaciones.

El derrumbe de la cruz de los caídos de Son Servera ha estado envuelta de polémica. ¿Hacen falta acciones de sensibilización? 

Siempre hace falta la sensibilización y la pedagogía porque se está intentando instalar un discurso que no es el adecuado. Es el de la concordia, el de no desenterrar viejas heridas pero es un discurso que es una falacia porque realmente no hay concordia posible si antes no se hace justicia. La concordia llega cuando todo el mundo está de acuerdo y hay mucha gente que no ha reparado su duelo. No solo reparando e investigando, también hay que hacer pedagogía de que hay víctimas que no han sido reparadas en 85 años y algunas aún siguen en una fosa. Son las que requieren nuestra principal atención. Hace falta empatía con las víctimas. 

Compartir el artículo

stats