Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

La comunidad del edificio ‘Siesta’ de Calvià asumirá la estancia de los desalojados

El Ayuntamiento pide nuevas actuaciones para reforzar la seguridad del inmueble de Costa de la Calma afectado por un derrumbe

Parte del muro que se cayó.

La comunidad de propietarios del edificio Siesta de Costa de la Calma (Calvià), afectado parcialmente por el derrumbe de un muro de contención el pasado 26 de noviembre, asumirá los costes del alojamiento de los vecinos que tuvieron que abandonar sus casas y pasar a vivir provisionalmente en un apartotel.

En un primer momento, esos costes los sufragó de forma extraordinaria el Ayuntamiento, pero la administración municipal ha informado a los residentes de que el próximo 3 de enero dejará de cubrir esos gastos, salvo en aquellos casos en que se acredite una especial vulnerabilidad económica. El administrador de la propiedad ya ha hablado con un hotel abierto en la zona de Magaluf para plantear la futura reserva de plazas.

En todo caso, desde la administración de la propiedad se quiso contestar a las quejas expresadas por algunos vecinos desalojados, que criticaban que, desde que se produjo el derrumbe, no se habían realizado actuaciones para reforzar la estructura del inmueble, lo que imposibilita que, por ahora, puedan regresar a sus domicilios.

Deberá instalarse una malla de hierro.

Deberá instalarse una malla de hierro.

En este sentido, el administrador enfatizó que, desde el primer momento, se siguieron las indicaciones formuladas por el Ayuntamiento y agregó que entre las tareas efectuadas figura la retirada de los escombros para comprobar el estado de los pilares. También se han protegido los pasillos, de acuerdo a esta versión. «Todo esto se terminó el 10 de diciembre. El 13 de diciembre, se presentó un certificado del arquitecto y de un geólogo que acredita que la estructura está en buen estado», informó ayer la administración de la propiedad, que agregó que, ayer, el Ayuntamiento solicitó otras actuaciones, como la colocación de unas mallas de hierro y la demolición de unos muros que aún siguen en pie.

Todas estas actuaciones se acometerían a la mayor brevedad posible para garantizar el realojo de los vecinos, pero la consolidación definitiva del talud requeriría de más tiempo, señaló el administrador del edificio, quien apuntó que eso no sería obstáculo para que, mientras, los residentes pudiesen retornar antes a sus casas. En total, son 23 los residentes que aún no han podido regresar a sus pisos, mientras que los otros vecinos sí que pudieron seguir habitando sus viviendas tras el suceso.

Contra «acelerar el realojo»

Consultado al respecto, el Ayuntamiento subrayó que «no permitirá el realojo hasta que no esté totalmente garantizada la seguridad de los vecinos del inmueble afectado», al tiempo que informó de que hay residentes que solicitan al Consistorio que «no permita que se acelere el realojo».

«El Ayuntamiento no permitirá el realojo hasta que no esté totalmente garantizada la seguridad de los vecinos del inmueble afectado»

decoration

Fuentes municipales indicaron que, después de constatar que la primera propuesta de actuación presentada por la administración de la finca era «insuficiente» para garantizar la seguridad, han realizado nuevos requerimientos a la comunidad de propietarios del edificio Siesta.

Así, el Ayuntamiento le ha dado un plazo de 10 días hábiles para que presente una propuesta «de cómo actuar para estabilizar el talud», así como un informe para el «sostenimiento provisional» de esta estructura. También se le exige eliminar los restos vegetales talados que se encuentran entre el muro de contención que da a una calle en su parte superior y el corte del derrumbe.

«Una vez realizadas estas actuaciones, para eliminar el riesgo que todavía existe, tendrá un mes para presentar una propuesta de solución definitiva. Si no cumple los plazos, el Ayuntamiento le impondrá una sanción», apuntaron fuentes municipales, que indicaron que, mientras tanto, se limitará la circulación en la calle de arriba del muro de contención para garantizar la seguridad viaria.

Desalojados 40 vecinos de un edificio por un derrumbe en Calvià Juan Luis Iglesias

Compartir el artículo

stats