Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Indignación por la tala de pinos centenarios en la primera línea de Porto Cristo

El Ayuntamiento argumenta que se trata de problemas con las raíces y que eran incompatibles con las obras de reforma de la calle Bordils

Indignación por la tala de pinos centenarios en la primera línea de Porto Cristo S. Sansó

Un año después de la polémica tala de árboles en s'Illot que ya provocó tensiones en el seno del equipo de gobierno municipal de Manacor (conformado por Més-Esquerra, PSOE y Podem), esta mañana de lunes diversas máquinas de la empresa que lleva a cabo las obras de reforma de la calle Bordils de Porto Cristo, tiraban abajo dos pinos centenarios muy queridos por los vecinos con el consiguiente nerviosismo acumulado. Lo hacían a la altura de la calle Colón (cuesta de la iglesia) ante la sorpresa de los transeúntes. Paralelamente otros dos operarios iban podando de forma ostensible dos pinos más en la costa den Blau (a la altura de la calle Concepció) para así también echarlos abajo previsiblemente en los próximos días.

Según explica el ayuntamiento de Manacor, dos de los árboles afectados tienen informes técnicos desfavorables procedentes de catas previas, que indican que cuando se lleve a cabo la mejora de las aceras sus raíces quedarán gravemente tocadas y no se podrán aguantar en pie. Por lo que la delegación comandada por el socialista Sebastià Nadal prefiere eliminarlos antes de forma preventiva, para que después de las obras puedan sembrarse otro par más joven (y por tanto mucho menos altos).

Indignación por la tala de pinos centenarios en la primera línea de Porto Cristo Sebastià Sansó

Por lo que respecta a los dos pinos de la parte baja de la calle, frente al Hotel Felip, el propio consistorio recuerda que se han tenido que talar porque eran incompatibles con las excavaciones que se están llevando a cabo para el paso de las nuevas conducciones de aguas pluviales que se están realizando, y ya no serán repuestos debido a que el crecimiento de las raíces podría dañar en un futuro las canalizaciones que pasan por debajo el paseo de la Sirena y van a parar al Mollet.

Una nueva acción muy poco argumentada y difundida por el ayuntamiento manacorí, que vuelve a caer en el error de comunicación que ya supuso la tala indiscriminada de árboles en S'illot-Cala Morlanda poco antes de Navidad de 2020. Ahora, y aunque hubo una reunión previa con vecinos para informar del comienzo de las obras, todavía no se han hecho públicas ni las explicaciones ni los informes técnicos que supuestamente defienden la tala.

AIPC regala un pino como protesta durante el pleno

La Agrupació Independent de Porto Cristo (AIPC-SyS) ha querido protestar durante el pleno municipal de diciembre ante la falta de información y consenso “que una vez más ha demostrado este pacto, poniendo en evidencia que no hay comunicación entre sus partidos”. Sus tres concejales se han 'plantado' a las siete de la tarde de este lunes con un pequeño pino en señal de protesta por lo sucedido, para entregárselo al pacto de izquierdas y en especial a los ediles del PSOE, responsables de Urbanismo y Zona Costera.

Antònia Llodrà, portavoz de AIPC, no salía de su asombro sin entender “cómo se ha podido llegar hasta aquí teniendo en cuenta el precedente de s’Illot el año pasado…”. “No entendemos como esos problemas técnicos en los que ahora se escudan no estaban previstos antes de empezar la obra. Sabían que los pinos y sus raíces estaban allí antes de empezar el proyecto, pero no han hecho nada por conservarlos. La falta de comunicación entre los miembros del equipo de gobierno es evidente. ¡Estamos muy indignados!”.

Compartir el artículo

stats