Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Pollença replica al exdirector de la residencia: «se siguió todo el protocolo»

Tomeu Cifre desmiente «totalmente» las declaraciones de Toni Pons que desmontan las versión oficial sobre la vacunación de la regidora Cerdà - «Estoy convencido de que si no se hubiera actuado de manera correcta, Anticorrupción ya hubiera tomado medidas»

El alcalde de Pollença replica al exdirector de la residencia: «se siguió todo el protocolo»

Las declaraciones del exdirector de la residencia de Sant Domingo de Pollença, Toni Pons, a este rotativo en las que desmontaba la versión oficial sobre la vacunación de la regidora de Servicios Sociales Francisca Cerdà y en las que aseguraba que «la edil hizo que la incluyera en la lista para poder vacunarse» han sentado como un jarro de agua fría en el Ayuntamiento. De hecho, su alcalde, Tomeu Cifre, no dudó en expresar ayer su sorpresa por estas afirmaciones en las que también el exdirector de la residencia denunciaba «injerencias políticas en el centro». De hecho, pese a que Toni Pons asegure que la vacunación de la edil pollencina no fue correcta, el alcalde sentenció que se actuó sobre el protocolo establecido. De hecho, el primer edil aseguró un «no sé a qué vienen ahora estas declaraciones» y dejó claro que «por el tema de la vacunación estoy muy tranquilo porque todo se hizo siguiendo el protocolo». Además, añadió, «estoy convencido de que si no se hubiera actuado de manera correcta, la oficina Anticorrupción ya hubiera tomado las medidas oportunas». Por ello, hay «total tranquilidad».

Cabe recordar que la primera dosis de la vacuna se administró el 30 de diciembre y la segunda el 20 de enero de este año. El caso sobre la vacunación de la regidora saltó a la luz a finales de enero cuando tuvo que admitirlo pese a que antes lo había negado a un medio local. De todas formas, siempre aseguraron que se cumplieron los protocolos. En aquella rueda de prensa el propio Pons lo sentenció: «se hizo de forma correcta». Destituido como director en junio por incompatibilidad laboral, Pons confesó que ahora se ha decidido a hablar porque «tenía como un corc que me quedó dentro». «La iniciativa no fue mía. Ella [Cerdà] no tenía ningún trabajo allí que requiriese su presencia constante, que es lo que quiso vender», aseguró.

«La residencia es una prioridad. No nos puede acusar de injerencia política», asegura el primer edil ‘pollencí’

decoration

«Está todo grabado»

El alcalde afirmó que no tiene «nada que decir sobre las declaraciones que ahora ha vertido Toni Pons. En su momento ya dijo lo que tenía que decir, lo tengo todo grabado. Toni Pons trabajaba en la residencia y actuó sobre el protocolo establecido. Siempre he defendido que se actuó sobre el protocolo establecido y siempre lo defenderé. Además se abrió una investigación en la Oficina Anticorrupción. Si la Oficina extrae alguna conclusión, imagino que lo llamará a declarar o nos llamará. Han transcurrido ocho meses de esta denuncia y no ha pasado absolutamente nada. Por ello, desmiento totalmente estas declaraciones de Toni Pons y me remito a lo que dijimos en su día y que él dijo aquel 1 de febrero».

El primer edil pollencí también dejó muy claro que la salida de Toni Pons como director de la residencia «fue por puro incumplimiento de contrato. Los contratos están para cumplirse y él no lo hizo. Lo que más me duele es que ataque a compañeros de trabajo, a gente que trabaja en la residencia y que está gestionando el centro de una manera modélica». Incluso, añadió, «tuvieron que tomar las riendas de la residencia cuando él trabajaba como director debido a la falta de diligencia de Toni Pons a la hora de ejecutar las responsabilidades de trabajo». Precisamente, remarcó Cifre, «el incumplimiento de contrato se debía a que no dedicaba todas las horas que tenía que dedicar porque tenía otros dos trabajos, incluso sus compañeros tenían que suplir su gerencia». «Sus declaraciones me sientan mal, sobre todo, por los que fueron sus compañeros de trabajo y por toda la residencia en sí. La gestión del centro ha sido modélica. Es un centro al que me he dedicado con cuerpo y alma desde que estoy en la vida pública», remarcó Tomeu Cifre.

Injerencia

Pons también ha denunciado «injerencias políticas en el centro». En este caso, el primer edil fue tajante: «La residencia es una prioridad. No nos puede acusar de injerencia política. Siempre ha sido una prioridad desde 2003 cuando entré en el Ayuntamiento. Es una residencia a la que tengo un aprecio especial. Me sabe muy mal que se viertan unas declaraciones hacia una institución que tanto para mí como para la regidora siempre ha sido una prioridad. Y me duelen las críticas hacia el personal y, sobre todo, me duele que procedan de alguien que solo estuvo unos meses y que precisamente se tuvo que marchar por incumplir el contrato», zanjó Tomeu Cifre.

Versión oficial Explicaciones en rueda de prensa el 1 de febrero

El alcalde Tomeu Cifre y la regidora Francisca Cerdà convocaron el pasado 1 de febrero una rueda de prensa en el ayuntamiento de Pollença junto al gerente de la residencia de Sant Domingo, Toni Pons, para admitir que la regidora se vacunó, aunque todo se hizo «de forma correcta», cumpliendo los protocolos y «sin tratos de favor ni privilegios».

Compartir el artículo

stats