Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sant Llorenç, cambio de ciclo: Mateu Puigròs cede la alcaldía a Pep Jaume

El socialista asume la vara de mando tras 26 años de alcalde de GISCa

Pep Jaume, nuevo alcalde de Sant Llorenç en sustitución de Mateu Puigròs

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Pep Jaume, nuevo alcalde de Sant Llorenç en sustitución de Mateu Puigròs Rosa Ferriol / Biel Capó

Un día histórico. Sant Llorenç estrena alcalde tras 26 años con Mateu Puigròs (GISCa) al frente del Ayuntamiento. Ahora, el socialista Pep Jaume, más conocido como Pep Gall, coge el timón del consistorio llorencí con mucha ilusión pero consciente de que se enfrenta a un gran reto. 26 años se dicen rápido. Experiencia no le falta. Lleva como regidor en el equipo de gobierno desde 2004. 17 años, también se dice rápido. En un pleno multitudinario celebrado en el Espai 36 [había 250 sillas preparadas y la sala se ha llenado en un plis plas], Pep Jaume ha sido proclamado alcalde de Sant Llorenç arrancando una gran ovación del público y arropado por la plana mayor socialista encabezada por la presidenta del Govern, Francina Armengol, y la del Consell, Catalina Cladera. También ha asistido el presidente del Parlament, Vicenç Thomàs, la consellera Mercedes Garrido y otras autoridades como la alcaldesa serverina Natalia Troya y regidores de la formación de varios municipios. Y es que hoy ha sido un día especial, la alcaldesa accidental, Antònia Bauzà, [Puigròs renunció el miércoles] lo ha dicho al inicio de la sesión plenaria pero se apreciaba en el ambiente. El pleno era a las 12 y a las 11.15 ya había vecinos congregados en la puerta. No querían perderse el cambio de ciclo en el Ayuntamiento. Ha sido una jornada de largos aplausos, felicitaciones, agradecimientos y muchas emociones, sobre todo, la veterana regidora socialista, Maria Galmés, que no ha podido contener las lágrimas al ver a Pep Jaume ya convertido en primer edil.

De hecho, el socialista ha cogido la vara de mando confesando la “satisfacción” e “ilusión” que le conlleva ser el nuevo alcalde de su pueblo pero ha querido dedicar unas palabras a Mateu Puigròs que tras 26 años “ha dejado el listón muy alto”. “El reto es muy grande”, ha confesado un Pep Jaume que se ha mostrado de lo más sincero a la hora de plantear su objetivo como nuevo timón del Ayuntamiento: “Acepto esta alcaldía con muchas ganas de trabajar por mi pueblo. Quiero para Sant Llorenç lo mismo que quiero para mis hijos, que prospere, que sea mejor cada día, que nos sepamos sobreponer a las adversidades como hemos hecho en ocasiones pasadas, que nadie quede atrás, que seamos modernos, tolerantes y, sobre todo, que seamos felices y buenas personas”. “Sabré escuchar a cada uno de los miembros del equipo de gobierno y de la oposición y a cada vecino que se me acerque a darme ideas pero también sabré tomar mis propias decisiones y rectificarlas en el caso de que me equivoque. No pretendo ser mejor que nadie pero sí mejorar cada día”, ha dejado claro. “Seguiremos la hoja de ruta que firmamos hace dos años y medio que nos ha llevado a lograr acuerdos importantes entre todos como, por ejemplo, la firma del convenio para la futura residencia”, ha avanzado el nuevo primer edil que ha deseado que todos los vecinos puedan participar de la política municipal.

"Tras 26 años, Mateu Puigròs ha dejado el listón muy alto. El reto es muy grande”

Pep Jaume - Nuevo alcalde de Sant Llorenç

decoration

Antes de pronunciar sus primeras palabras como alcalde ha querido ceder el puesto a Mateu Puigròs, “la ocasión lo merece”. De hecho, según la FELIB, Puigròs ha sido el alcalde más antiguo y el que ha sumado más años en el cargo de manera ininterrumpida. Un emocionado ya exalcalde, ha arrancado su parlamento dedicando unas palabras de agradecimiento a “todos los empleados municipales que me han tenido que aguantar durante todos estos años”. Ha tenido unas palabras de recuerdo para el recién desaparecido Pedro Mas, es sergent, “ejemplo de una persona funcionaria que ha destacado por su profesionalidad y porque entendió que no era cuestión de vencer, si no de convencer y que muchas veces es más efectiva una función colaboradora que coercitiva, algo que desgraciadamente de cada día se va perdiendo más”.

No ha querido hacer balance de su gestión, pero sí que ha recordado proyectos importantes para el municipio como el auditorio de sa Màniga en Cala Millor, el Espai 36 en Sant Llorenç, el centro de día en son Carrió o la reciente firma del convenio para una residencia. “No son mérito mío, son mérito de todo un equipo de trabajo que es la única manera de tener éxito en el mundo del municipalismo”.

“La torrentada nos hizo tambalear”. Puigròs ha tenido un recuerdo a las víctimas y a la oleada de solidaridad surgida ante tal devastadora catástrofe. “Nunca podremos agradecer este acto de solidaridad”, ha confesado un Mateu Puigròs que ha aprovechado la presencia de las presidentas Armengol y Cladera para dejar claro que “ahora sí que hace falta dar el último paso para arreglar los puntos negros que quedan pendientes y que se están tramitando en Recursos Hídricos y en el Consell”. “Hace falta un empujón para que situaciones como la sucedida no vuelva a ocurrir”, ha zanjado ante las dos presidentas que asentían con la cabeza desde la primera fila del patio de butacas.

De hecho, la presidenta Armengol ha reconocido que “se está haciendo un trabajo intenso desde el principio para resolver las cuestiones que quedan pendientes” y ha mostrado su “compromiso” para acelerar al máximo las cuestiones que quedan pendientes. Por su parte, Cladera ha especificado que se han hecho una docena de pequeñas actuaciones en el municipio pero ha explicado que están centrado los esfuerzos en el puente de la variante. Se quiere ampliar el puente para que tenga más capacidad en el caso de que llegue una torrentada, aunque esperemos que no sea así. El Consell ha hecho un proyecto que se ha remitido a Recursos Hídricos, que nos lo ha devuelto, se ha alegado y se están rehaciendo algunas puntualizaciones. Estamos en el punto de ultimar el proyecto y ponerlo en marcho. En 2022 ya hay una partida en los presupuestos del Consell que aprobamos este lunes para este proyecto. Confío en que el año que viene esta infraestructura sea una realidad”, ha avanzado Caldera.  

Ya en materia política, Francina Armengol, como secretaria general de los socialistas de Balears, ha admitido, que “es un placer enorme tener un alcalde como Pep Jaume, que es una persona maravillosa y entregada”.

Compartir el artículo

stats