Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vandalizan una placa antifascista tras quitar la Cruz de los Caídos de Son Servera

La inscripción situada en el cementerio amanece con pintura negra sobre el texto que honra la memoria de víctimas del fascismo

La placa de homenaje a las víctimas del franquismo, con pintura negra. | BIEL CAPÓ

La placa de homenaje a las víctimas del fascismo que se levanta en el cementerio de Son Servera ha aparecido vandalizada. El ataque a un monolito que se erigió como «símbolo de la paz y la democracia» se produce semanas después de la polémica que causó la retirada de la Cruz de los Caídos de la localidad por sus connotaciones franquistas. La Cruz fue retirada en cumplimiento de lo que dicta la Ley de Memoria Histórica.

«A todas las personas de Son Servera que murieron a manos del fascismo. Que su recuerdo sea el símbolo vivo de la paz, la democracia y la libertad. Y que este lugar sea un homenaje perpetuo a su memoria», se puede leer en la placa que se encuentra en el camposanto serverí.

Concretamente, la pintada se ha realizado sobre la parte del texto que habla de «a manos del fascismo», que ha sido tachada con pintura o spray negro. En el pueblo hay quien interpreta estos hechos como una represalia por lo ocurrido con la Cruz de los Caídos, que fue retirada y destruida el pasado mes de octubre. El Consistorio lo justificó por ser un exponente de una época «oscura y pasada». La alcaldesa Natalia Troya explicó en aquel entonces que el derribo del monolito se hacía para cumplir con la Ley de Memoria Histórica y que se había elegido este momento para aprovechar el inicio de la reforma integral de la plaza de la Gent Gran.

Son Servera retira por sorpresa el monumento franquista de la Cruz de los Caídos B. Capó

Troya aseguró que en todo este proceso habían estado asesorados por el departamento insular de Patrimonio, que les informó de que no era un bien catalogado, motivo por el cual, dijo, fue directamente destruido pese a que en un primer momento se especuló con su posible traslado al cementerio municipal.

Más de 800 firmas

Al conocer la eliminación del monolito, el rector de Son Servera, Jaume Mercant, lamentó que se hubiese hecho «sin avisar, olvidando que 837 personas firmamos para que se respetase el símbolo religioso de la cruz y del altar, sin ningún símbolo político ni ideológico». «Sólo había un símbolo, el escudo de Son Servera», declaró. Mercant aseguró también el pasado mes de octubre que las personas que firmaron esa reivindicación pedían que se conservase como «patrimonio del pueblo en vista de que no vulneraba la ley porque no contenía ningún símbolo ideológico ni político». «Sólo eran símbolos religiosos. El monumento coronado por la cruz y el altar, además del escudo de Son Servera», agregó.

4

Pintada en el ayuntamiento de Son Servera por la retirada de la Cruz de los Caídos B. Capó

El pasado mes de septiembre, el ayuntamiento de Bunyola también retiró una Cruz de los Caídos por la «obligación» de retirar el monumento construido en honor a los caídos del bando franquista y a los bunyolins que lucharon contra el gobierno de la República; una decisión acorde con la Ley de Memoria Histórica.

Compartir el artículo

stats