Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Integración concentrada en un menú diario de Manacor

«Es una apuesta decidida en favor de los colectivos más vulnerables que parte de un centro especial que tenía una formación dual en cocina»

Preparación de los menús en las cocinas de Aproscom. | S.S.

Aproscom, la fundación para la inclusión de las personas con discapacidad intelectual de Manacor y su comarca, será la encargada a partir del martes de elaborar y empezar a repartir los menús diarios a los centros de día del municipio y los que se reparten a domicilio entre las personas con dificultades que el Ayuntamiento tiene definidas. «Se trata de una mejora sustancial del servicio, que ahora además tiene una cláusula social, que favorecerá la inserción laboral, que creará nuevos puestos de trabajo y que mejorará también la economía local, ya que serán menús elaborados con productos de temporada y en colaboración con productores locales», explica la regidora de Servicios Sociales, Carme Gomila. Se trata de un acuerdo entre el Consistorio y Aproscom por dos años (prorrogables a dos más) que tendrá una inversión pública de 344.000 euros. «Es una apuesta decidida en favor de los colectivos más vulnerables que parte desde un centro especial que ya tenía una formación dual en cocina (de la cual ya han salido los primeros tres titulados) y que ahora además del autoconsumo, toma la responsabilidad de atender un nuevo reto», reafirma su gerente, Antoni Gaià.

Hasta ahora el servicio de elaboración de los menús corría a cargo de una empresa privada mientras que el reparto lo llevaban a cabo dos trabajadoras familiares de los propios Servicios Sociales municipales, «que ahora recuperaremos para que puedan hacer labores más propias del área». Un incremento presupuestario que servirá para portar a la mesa 40 menús diarios (de lunes a viernes) a domicilio y 36 más entre los centros de día de Manacor y Porto Cristo.

«Cada temporada el menú cambiará dependiendo de los alimentos. Serán platos de cocina mallorquina a partir de los cuales habrá más de 20 variantes distintas, dependiendo de las necesidades alimentarias y de salud de cada usuario», concreta la responsable del servicio ocupacional de Aproscom, Maria Francesca Rigo, que reconoce que en un primer momento solamente habrá una opción básica de menú, pero que en los próximos meses la previsión es ofrecer «varias opciones de primeros y sobre todo de segundos platos».

«Es una oportunidad muy grande para mejorar Manacor, para compartir valores y una idea social definida, dando nuevas posibilidades de inserción laboral y social», dice Gomila mientras observa cómo al otro lado del cristal del comedor del centro ocupacional que Aproscom tiene en Manacor, la cocina empieza a funcionar a buen ritmo bajo la supervisión de la cocinera Marga Sansó.

Desde la fundación aluden al hecho curioso de que ahora «serán los propios usuarios quienes serán los encargados de ir a las casas y atender a la gente más vulnerable que necesita ayuda, cuando normalmente siempre había sido al revés. Esos primeros cinco minutos de presentación pueden ser muy interesantes para romper muchos tabús».

El Servicio Ocupacional de Aproscom hace años que forma a personas mayores de 16 años con discapacidad intelectual, ofreciendo apoyo en la mejora de las competencias personales, sociales y laborales. Todo ello para ofrecer «entornos laborales a través de los cuales se potencia el vínculo y papel proactivo en la sociedad», explican.

Compartir el artículo

stats