Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política

Denuncian al alcalde de Pollença ante Anticorrupción por recibir una ayuda pública

Junts Avançam reclama una investigación por el cobro de 3.000 euros del Govern por parte de Tomeu Cifre tras haber declarado pérdidas económicas en una empresa familiar de alquiler vacacional

El alcalde Tomeu Cifre, en su despacho municipal en una imagen de archivo.

Junts Avançam, principal grupo de la oposición en el ayuntamiento de Pollença, ha denunciado ante la oficina Anticorrupción las presuntas «incompatibilidades laborales» del alcalde Tomeu Cifre (Tots per Pollença) por haber recibido una ayuda pública del Govern por un importe de 3.000 euros, destinada a paliar los efectos de la pandemia sanitaria a las empresas y los autónomos, que él mismo solicitó por las pérdidas económicas de un negocio familiar vinculado al alquiler turístico

La denuncia destaca que Cifre ejerce su función de alcalde en régimen de dedicación exclusiva y «no consta que en ninguna sesión plenaria se aprobase ninguna compatibilidad ni ninguna reducción de jornada para poder dedicar parte del horario a otras responsabilidades laborales».

Según argumenta Junts Avançam en el escrito presentado ante la oficina Anticorrupción, el alcalde actualizó su sueldo hace unos meses, con la aprobación del presupuesto de 2021, por un importe superior a los 54.000 euros anuales, lo que supone un aumento del cuarenta por ciento, por lo que «es uno de los alcaldes que más se han incrementado el sueldo en el Estado español». Asimismo, añade la denuncia, en declaraciones a un medio de comunicación local, Cifre admitió que había solicitado la ayuda porque en su caso el alquiler vacacional es una «actividad secundaria» de la cual paga un «seguro de autónomo». Junts subraya que «para disponer de un alquiler vacacional no es necesario ser autónomo» y califica de «poco ético» y de «dudosa legalidad» el hecho de disponer de dedicación exclusiva con un sueldo superior a los 54.000 euros y al mismo tiempo acogerse a una ayuda de 3.000 euros que le ha sido concedida, tal y como refleja el boletín oficial del pasado 9 de septiembre.

El pasado 16 de septiembre, el grupo municipal de Junts Avançam registró un escrito en el Ayuntamiento en el que solicitaba una copia del informe de compatibilidad del alcalde en el ejercicio de sus actividades profesionales privadas como autónomo. «A día de hoy no hemos recibido ningún tipo de respuesta, lo que demuestra una falta total de transparencia», según el citado grupo.

Por otra parte, Junts asegura que en la página web institucional de la Oficina Anticorrupción «no consta que el alcalde haya cumplido con la obligación de formular una declaración patrimonial que abarque la totalidad de sus bienes, derechos, obligaciones y actividades».

El escrito, que solicita la apertura de un expediente de investigación, concluye que el ejercicio del cargo de regidor o alcalde en dedicación exclusiva comporta una «incompatibilidad» con el ejercicio de otras actividades privadas que «puedan impedir o reducir el estricto cumplimiento de sus deberes o comprometer su imparcialidad o independencia». Si se trata de una ocupación «marginal» remunerada, «se requerirá una declaración formal de compatibilidad por parte del pleno de la entidad local».

Junts considera que «Pollença no se merece un alcalde que se aprovecha del cargo para cobrar lo máximo que permite la ley a la vez que realiza otros trabajos sin disponer de la compatibilidad o la reducción de jornada, optando a ayudas que deberían ir destinadas a empresarios y autónomos que efectivamente han padecido la crisis de la covid».

Por su parte, el alcalde Tomeu Cifre ha calificado este viernes de «cortina de humo» la denuncia de la oposición y ha asegurado que no ha cometido ninguna ilegalidad por solicitar una ayuda pública por su negocio familiar, ya que esta actividad no le «impide» desarrollar su función de alcalde. «Alquilo un chalet, igual que otros regidores como el propio Miquel Àngel March (exalcalde y líder de Junts Avançam), entre otros; en Pollença mucha gente lo hace y no por ello no pueden ejercer otras actividades», señala el regidor pollencí.

A su entender, no se ha producido ninguna incompatibilidad porque los administradores del patrimonio familiar, como es su caso, «no están sujetos» al régimen de incompatibilidades. Cifre asegura que, al contrario de lo denunciado por Junts Avançam, presentó su declaración patrimonial ante la oficina Anticorrupción el pasado 5 de agosto.

Compartir el artículo

stats