Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Saneamiento

Agricultura prevé implantar la depuración terciaria en Sóller en 2022

El objetivo es que el agua sea apta para el riego agrícola y reducir los contaminantes que se lanzan al mar

Fernando Fernández, Sebastià Aguiló y Miquel Gual, en la tafona de Sóller.

La conselleria de Agricultura ha encargado a la empresa pública Tragsa el estudio encaminado a implantar el sistema de depuración terciaria a la planta de tratamiento de aguas residuales de Sóller con el fin de que el agua sea apta para el riego agrícola y reducir, a su vez, el coeficiente de contaminantes que se lanzan al mar pese a que la depuradora se ajusta a los estándares establecidos. Así lo ha dado a conocer este jueves el director general de Agricultura del Govern, Fernando Fernández, que ha explicado que su departamento ha habilitado una partida para la contratación de Tragsa. Su cometido será el de analizar las diferentes posibilidades técnicas para instalar en la depuradora de Son Puça los equipos que permitan la depuración de las aguas mediante el sistema terciario, un sistema que permite higienizar y adecuar el agua para el consumo urbano, agrícola e industrial. Actualmente Sóller no dispone de este tratamiento, algo que ha generado protestas en el Ayuntamiento.

Además de realizar los estudios previos, el departamento de Agricultura del Govern habilitará una partida en sus presupuestos de 2022 para ejecutar una primera fase para la instalación de los mecanismos de depuración terciaria.

El concejal de Agricultura de Sóller, Sebastià Aguiló, se ha mostrado muy satisfecho al conocer la noticia y ha asegurado que se trata “de una reivindicación con la que queremos acabar con los problemas que genera la depuradora”. El edil recuerda que periódicamente genera malos olores y vertidos y que el ayuntamiento ha constituido una comisión de seguimiento para analizar de cerca el funcionamiento de la instalación.

Compartir el artículo

stats