Las principales almazaras de la DO Oli de Mallorca operan ya a pleno rendimiento en la elaboración de lo que serán los aceites de oliva virgen extra de calidad de 2021 y 2022. Las condiciones climatológicas de este año han propiciado que la recolección se adelante unas semanas dependiendo de la zona de cultivo.