Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dimite la directora de Juventud y Participación de Calvià

Sureda alega motivos personales para dejar un cargo controvertido en las últimas legislaturas

Los grupos políticos de Calvià, reunidos en un pleno. | JUAN LUIS IGLESIAS

La directora general de Juventud y Participación del ayuntamiento de Calvià, Maria Isabel Sureda, ha presentado la dimisión un año después de ser nombrada. Oficialmente, ha alegado motivos personales para dejar el cargo. El Ayuntamiento, gobernado por PSOE y la coalición Podemos-Més, tiene previsto nombrar un relevo, según informaron fuentes municipales. La antecesora de Sureda en el cargo fue cesada hace un año, después de que un grupo de empleados municipales la denunciasen por acoso laboral.

Sureda fue nombrada directora general en septiembre de 2020. Diplomada en Trabajo Social, acreditaba experiencia como trabajadora social en el ayuntamiento de Palma, además de dedicarse a la Fundación Tutelar para Personas con Discapacidad Psíquica de Mallorca, según consta en el currículum que aparece en la web del Consistorio calvianer. En el decreto de Alcaldía que ratificó su nombramiento, se estipulaba que las funciones de la Sureda eran las de dirigir e impulsar las actuaciones relativas a participación ciudadana y juventud, bajo la dirección de la actual teniente de alcalde responsable de estas dos áreas, Marga Plomer. Plomer representa a Podemos en la coalición municipal de gobierno. En círculos políticos municipales, se comentaba, sin embargo, que Sureda representaba la «cuota de Més».

Personal municipal destaca el cambio "a mejor" que supuso tras la anterior directora, destituida del cargo

decoration

Personal que ha trabajado con Sureda destaca su buena predisposición y el cambio «a mejor» de la dinámica negativa que existía en el departamento, después de la etapa de la anterior directora general de Juventud, Margarita Segretín.

A finales de agosto de 2020, Segretín fue destituida después de que varios trabajadores del departamento llevasen meses advirtiendo de que sufrían «acoso laboral» en el departamento. Un grupo de empleados llegó a denunciar la situación ante Inspección de Trabajo. Se da la circunstancia de que, en la pasada legislatura, cuando el PSOE gobernaba con Sí Se Puede, el entonces director de Juventud y Participación, Juan Antonio Marcos, dejó el cargo entre críticas por el mal ambiente laboral.

Compartir el artículo

stats