Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proliferan los locales en venta en Magaluf tras otra temporada turística a medio gas

El cóctel que forman unas restricciones que han impedido abrir al ocio nocturno durante el verano y la cercanía de otro largo invierno propicia que hayan aumentado notablemente los negocios que se ponen en el mercado en esta localidad

Tras el fin del verano, suelen proliferar los carteles de ‘Se vende’ en la zona de Magaluf. | JUAN LUIS IGLESIAS

La reapertura del ocio nocturno tras la relajación de las directrices sanitarias ha sido bienvenida lógicamente por el sector a nivel insular -uno de los más castigados por la crisis-, aunque llega un poco tarde para la noche de Magaluf. El núcleo calvianer ha encadenado su segunda temporada de la pandemia con reducidos niveles de actividad. Una temporada a medio gas por el tímido comportamiento del mercado británico a la que sucederá otro largo invierno.

En este contexto, Magaluf cuelga el cartel de ‘se vende’, ‘se traspasa’ o ‘se alquila’ a un buen número de negocios, un fenómeno que no es nuevo de este año, pero que en esta ocasión se produce con más intensidad, como confirma el presidente de los comerciantes turísticos de Acotur, Pepe Tirado.

«Cada año en octubre aparecen multitud de carteles. No es de extrañar que este año haya aumentado visto el panorama. Hay hoteles que se venden. Mucha gente no ha tenido ayudas ni ha podido tramitarlas. Las prohibiciones, las restricciones no han ayudado en nada al sector, y la actividad ha sido mínima. Si a ello le agregas la estacionalidad, el problema es mayúsculo», argumenta.

«Sin músculo económico»

Los comerciantes recuerdan que en núcleos como Magaluf la «inactividad» se remonta hasta el otoño de 2019. Después, explican, vino la pandemia y la situación de emergencia sanitaria se ha extendido hasta prácticamente finales de este verano. En suma, casi dos años haciendo equilibrismo económico, lo que ha lastrado severamente el capítulo de ingresos de los negocios.

Una estampa habitual de estas fechas. | JUAN LUIS IGLESIAS

«Esto ha tenido un coste que muchos no han podido soportar. No tenían el músculo económico para afrontarlo y eso ha acarreado que el comerciante ponga sus negocios en venta. La temporada no les ha dado para cubrir gastos», manifiesta Tirado, quien se ha mostrado partidario en los últimos días de una rebaja fiscal en conceptos como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o la tasa de basuras para atenuar la situación del sector. La semana pasada, el ayuntamiento de Calvià aprobó una modificación de ordenanzas fiscales, que en el caso del IBI incluía una rebaja pero sólo para aquellos edificios que instalen placas fotovoltaicas.

Varios anuncios

Un simple vistazo a portales inmobiliarios como Idealista, uno de los más conocidos en España, sirve para hacerse una idea de la importante proporción de negocios a la venta en Magaluf. Actualmente, se encuentra hasta 60 anuncios de locales que se venden.

El abanico de precios es amplio. En la franja alta, se venden establecimientos de hasta 1,5 millones de euros, como es el caso de un local situado en la Calle Galió a pocos metros de la playa de Magaluf, con 1.000 metros cuadrados construidos.

La segunda propiedad más cara es una discoteca situada en una calle anexa a Punta Ballena, que se comercializa por medio millón de euros. El negocio cuenta en este caso con un bar interior y exterior, además de una terraza de 140 metros cuadrados.

Abundan también los locales comerciales. En la avenida Magaluf, por ejemplo, se encuentra uno que se vende por 325.000 euros y que ha estado funcionando durante las tres últimas décadas.

La avenida s’Olivera, el Camí de sa Porrassa, Martín Ros García son otros de los puntos de Magaluf en los que se comercializan negocios después de un verano bastante gris.

Compartir el artículo

stats