Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rifirrafe entre oposición, Ayuntamiento y vecinos por el parking del Caló des Moro

El regidor Jaume Amengual acusa al equipo de gobierno de «paralizar durante un año la regulación del aparcamiento» mientras que la alcaldesa explica que se trata de «un tema técnico»

Bañistas este mes de agosto para visitar el Caló des Moro. | MANU MIELNIEZUK

Tras las 522 firmas de los vecinos de Cala Llombards para que no se toque el aparcamiento, ahora es el turno de la oposición que acusa al ayuntamiento de Santanyí de «paralizar durante un año la regulación del parking». Jaume Amengual, de la coalición Suma, asegura que «no se envió la documentación requerida por el Consell hasta el 13 de septiembre, después de que estallasen las informaciones de la masificación del Caló des Moro y de Cala s’Almunia». Amengual explica que la institución insular pidió la documentación en septiembre de 2020, por ello, exigen que «el PP explique su inacción» y piden «responsabilidades». También quieren que se «explique la verdad a la ciudadanía». El edil recuerda que el equipo de gobierno y la oposición habían pactado la regulación del aparcamiento de Cala Llombards e «incomprensiblemente hemos perdido un año». «A su estilo el equipo de gobierno ha repartido culpas a todo el mundo, empezando por Suma, Alternativa y su portavoz. Hicieron creer que esta formación planteaba cerrar el aparcamiento cuando siempre hemos defendido su ordenación», desgrana Amengual.

Cabe recordar que cuando estalló la polémica este agosto, Alternativa [que forma parte de la coalición Suma, en la oposición] pidió reducir las plazas del aparcamiento y propuso que fuera de pago. A partir de aquí, los vecinos de Cala Llombards activaron las alarmas y emprendieron una campaña de recogida de firmas para que quedara por escrito su petición de que se escuche su opinión. Las rúbricas se registraron en el Ayuntamiento. Y es que los vecinos rechazan el cierre o la reducción de plazas del aparcamiento porque dejan claro que «su funcionamiento evita los problemas que sufrieron en el pasado». Precisamente, su postura coincide con el informe de la Policía Local que determina que una reducción de plazas no evitaría la llegada en masa de visitantes y sí provocaría problemas para el tráfico y molestias a los residentes volviendo a un escenario similar a 2017 con «la indisciplina viaria, la saturación de estacionamientos en distintas calles y la saturación en la carretera».

«Hemos aguantado esta campaña pero ahora es el momento de decir la verdad», confiesa Amengual, que reitera que tanto la oposición como el equipo de gobierno han votado conjuntamente la regulación del aparcamiento.

«No hemos paralizado nada»

Ante estas acusaciones, la alcaldesa Maria Pons ha sido contundente: «Políticamente no hemos paralizado nada». «Somos los más interesados en obtener el interés general del aparcamiento», sentencia la primera edil que recuerda al regidor de la oposición que «estamos hablando de un tema técnico» ya que la regulación del aparcamiento de Cala Llombards está dentro de las normas subsidiarias. «Las normas subsidiarias no están aprobadas porque el Consell no lo ha hecho, no porque el Ayuntamiento no haya querido aprobarlas», explica Pons.

Colas para acceder a Caló d'es Moro Manu Mielniezuk

De todas formas, los técnicos del Ayuntamiento han explicado que aquí han confluido dos expedientes. «Es un tema técnico», reiteran los expertos que detallan que, por una parte, está la revisión de las normas pero que «por más seguridad», también iniciaron «una modificación puntual». Explican que «la documentación del plan general (que se tuvo que incorporar el aparcamiento) se envió al Consell en marzo mientras que el otro expediente de la modificación puntual (que es a la que se refiere la oposición) se mandó posteriormente» pero lo que tiene «importancia» es la revisión de las normas subsidiarias que es «lo que remitimos en marzo». «Son dos cosas que van paralelas pero lo importante es la revisión. Es un tema técnico», aclaran los propios técnicos del Ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats