Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

La comunidad educativa del colegio Pedra Viva de Binissalem exige caminos seguros

Más de 120 personas entre alumnos, padres y docentes participan en una caminata reivindicativa hasta el centro educativo

10

La comunidad educativa del colegio Pedra Viva de Binissalem exige caminos seguros

Las familias de alumnos del CEIP Pedra Viva de Binissalem no pueden más y reclaman una solución urgente a los problemas de inseguridad que padecen los escolares, día tras día, para llegar al colegio.  Problemáticas como la falta de acera en la calzada de acceso a la escuela, que es de doble sentido, la invasión de coches aparcados sobre la senda peatonal de 40 centímetros o la elevada velocidad a la que circulan los coches, que no respetan la velocidad máxima de 20 km/h, son algunos de los motivos que han motivado la caminata colectiva que se ha celebrado este viernes a partir de las 8:45 horas desde la plaza des Rasquell hasta el colegio. Un acto reivindicativo al que se iban sumando familias que estaban esperando en diferentes puntos del recorrido y que tenía por objetivo poner de relieve todos los citados conflictos a los cuales se enfrentan a diario los 424 alumnos que acoge el centro educativo. 

El CEIP Pedra Viva celebra este año su curso escolar número doce y ha sido testigo a lo largo de estos años de cómo los problemas de circulación en el pueblo no han hecho más que agravarse. La acción, organizada por la Asociación de Familias de Alumnos del CEIP Pedra Viva (AFA), ha contado con la participación de más de 120 personas, entre alumnos y padres. Incluso se han sumado a la marcha algunos docentes del centro, como es el caso de la misma directora, Xisca Vidal. Desde la AFA aseguran que este panorama de riesgo hace que muchas familias abandonen la opción de ir a pie o en bici a la escuela, aumentando así el tráfico y el peligro. De hecho, se ha podido constatar cómo unos cuantos de los numerosos coches que circulaban en dirección al colegio eran, precisamente, padres de alumnos que llevaban a sus hijos al centro. Además, señalan desde la AFA, la presencia policial se limita a la entrada de la escuela. Otro factor en contra es el hecho de que la calle adyacente al CEIP, el Camí de Pedaç, es una vía de entrada al pueblo por la cual, a primeras horas de la mañana, se desplazan muchos vehículos. 

Por todo ello, la AFA exige que los niños y las personas sean el centro de las políticas de movilidad en Binissalem y tengan prioridad real en las calles, motivo por el cual reclaman que el Ayuntamiento reorganice el espacio urbano y garantice la salud y la seguridad de los niños. Cabe recordar que el pasado mes de marzo fue aprobado el nuevo Plan de Movilidad, el primero con el que cuenta el municipio, y del cual uno de sus principales objetivos es el de mejorar la seguridad en determinados puntos conflictivos como son los centros escolares, sobre todo en las horas de entrada y salida de los mismos, así como apostar por el uso de transportes alternativos como la bicicleta.

Compartir el artículo

stats