Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marratxí multa con 446.000 euros al ‘banco malo’ por el estado de abandono de una finca

Tras muchos requerimientos sin respuesta, la SAREB, propietaria de la ‘possessió’ de Son Macià Negre desde 2018, se ha comprometido ahora a limpiar y reformar el edificio catalogado - La degradación del inmueble había motivado muchas quejas

La propiedad de Son Macià Negre ha iniciado la limpieza de la 'possessió' vandalizada.

La propiedad de Son Macià Negre ha iniciado la limpieza de la 'possessió' vandalizada.

El ayuntamiento de Marratxí ha impuesto una multa coercitiva de 446.248,89 euros a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), conocida popularmente como ‘el banco malo’, por el estado de abandono que presenta la possessió de Son Macià Negre, de su propiedad. Tras muchos requerimientos sin respuesta, el Ayuntamiento ha logrado con esta sanción que la entidad propietaria de la finca reaccione y se comprometa a dejarla en buenas condiciones. La institución municipal le ha dado un plazo determinado para ello.

La possessió de Son Macià Negre, que da nombre a una urbanización del municipio, fue noticia el pasado año por la degradación que presenta el edificio principal, con multitud de grafitis en su exterior, una circunstancia que provocó las quejas de vecinos y de la entidad conservacionista ARCA, que incluso concedió a principios de este año uno de sus premios en negativo a la propiedad de la finca, sobre la cual había solicitado anteriormente actuaciones preventivas al consistorio de Marratxí para la protección de esta possessió que está catalogada como bien patrimonial protegido. Es propiedad de la SAREB desde el año 2018.

Desde que pasó a ser administrada por la actual propiedad, el conjunto de la posesión ha ido sufriendo una importante degradación. Ante la avalancha de quejas y reclamaciones por el deficiente estado de mantenimiento de la finca, el Consistorio inició un expediente para instar a la propiedad a conservar el patrimonio arquitectónico y para que subsanara los posibles peligros que existen en el recinto. También se le ordenó instalar un cerramiento general para evitar intrusiones para depositar escombros o llevar a cabo otros actos vandálicos que pusieran en peligro la conservación y el mantenimiento de esta posesión catalogada.

Las labores de limpieza y desescombro ya se han iniciado y se está redactando un proyecto de rehabilitación

decoration

A principios de año, el Consistorio, conjuntamente con el Consell de Mallorca, llevó a cabo la limpieza del Camí dels Morts, de propiedad municipal y que da acceso a la finca. Al mismo tiempo, a petición del Ayuntamiento, se instalaron pilones para evitar que los vehículos pudieran acceder a la misma.

El patio interior de la ‘possessió’ evidencia un estado total de abandono. | MIQUEL BOSCH

Ante el caso omiso de los requerimientos y sanciones a la propiedad, realizados por el Consistorio para que procediera a su conservación, el área de Urbanismo del Ayuntamiento realizó una valoración del valor que tendría aproximadamente la rehabilitación de los edificios afectados y se impuso una multa coercitiva de 446.248,89 euros al llamado ‘banco malo’, otorgándole un plazo para subsanar las deficiencias y degradaciones en el patrimonio.

El Consistorio había ordenado a la sociedad propietaria que cerrase el perímetro de la finca para protegerla

decoration

Al recibir la comunicación del Consistorio de esta multa coercitiva, la propiedad se puso en contacto con la institución municipal para establecer una pauta de trabajo para la retirada de escombros del interior y presentar un proyecto de rehabilitación para Son Macià Negre, el cual está en fase de redacción. A día de hoy ya han comenzado las labores de desescombro y limpieza de la edificación.

Son Macià Negre: Un ejemplo de arquitectura rural

Son Macià Negre Un ejemplo de arquitectura rural | MIQUEL BOSCH

La possessió de Son Macià Negre, en Marratxí, data del año 1920 y se considera un ejemplo de arquitectura rural y señorial de Mallorca. Distribuida en tres plantas, la finca tiene más de 1.700 metros cuadrados de superficie construida y se ubica en una parcela de 476.000 metros.

Compartir el artículo

stats