Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

El Consell insta a los operadores turísticos a no publicitar las puestas de sol en Formentor

La institución admite que este verano se han producido diariamente grandes concentraciones de visitantes en el faro para presenciar el ocaso, una "moda" que minimiza el impacto de las restricciones de tráfico

Concentración de vehículos particulares en el faro de Formentor, en una imagen de hace varios veranos.

El conseller insular de Movilidad e Infraestructuras del Consell de Mallorca, Iván Sevillano, ha instado este jueves a los operadores turísticos a que se abstengan de «invitar» a sus clientes potenciales a presenciar la puesta de sol en zonas tan sensibles desde el punto de vista ambiental como el faro de Formentor. Y es que, a pesar de las restricciones de tráfico que han estado operativas entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, la institución insular ha constatado que, a lo largo de estos tres meses, a partir de las 19 horas, cuando el acceso a la península de Pollença volvía a ser libre para los vehículos particulares, se ha producido una «afluencia masiva» de visitantes al faro para presenciar el ocaso desde una posición privilegiada, una «moda» que minimiza el impacto positivo desde el punto de vista ambiental de las medidas restrictivas que desde hace unos años se aplican en Formentor.

En este sentido, Sevillano reclama «corresponsabilidad» a las agencias para evitar que «se pongan de moda los paquetes turísticos que invitan a los visitantes a ver las puestas de sol en Formentor a partir de las 19 o las 20 horas», porque esto «no ayuda a que no se produzcan aglomeraciones en un espacio tan sensible». A pesar de esta tendencia, «una oferta turística que antes no existía» y que ahora genera una «demanda excesiva», el conseller subraya que la afluencia de turistas en el faro a última hora de la tarde se produce «con independencia de las restricciones», ya que, a su entender, si no se limitase el acceso de vehículos privados a Formentor «también habría aglomeraciones».

El Consell no cierra la puerta a futuras modificaciones para evitar las concentraciones de turistas coincidiendo con la puesta de sol. «Una posible opción sería ampliar los horarios de restricción», apunta Sevillano, que precisa que todavía no se ha planteado esta posibilidad, si bien deja entrever que se pondrá sobre la mesa en las futuras reuniones con las administraciones implicadas. «Tenemos que trabajar de forma corresponsable con la Dirección General de tráfico para planificar posibles ajustes o mejoras», ha añadido.

En cualquier caso, el Consell hace un balance «bastante positivo» de las restricciones de este año «más allá de la incertidumbre y las dudas de los primeros días». Según Sevillano, «se han cumplido los objetivos» porque «no se trataba de impedir que la gente vaya a Formentor, sino de que se haga de forma más sostenible».

El Consell estima que una media de 1.600 personas al día han accedido a Formentor en los buses que se han habilitado y destaca que «se ha conseguido derivar al transporte público a los turistas que antes accedían en coche privado». La institución insular calcula que entre el Port de Pollença y la playa de Formentor, tramo que este año también formaba parte de las restricciones, se han reducido los vehículos particulares en un 30 por ciento, porcentaje que aumenta hasta el 70 por ciento en el trayecto entre la playa y el faro. En total, se ha reducido la carga en un 50 por ciento.

Compartir el artículo

stats