Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian la «presión» que provoca en Pollença el fomento de la hidroaviación

Junts Avançam tilda de "negligente, incoherente e intolerable" la actitud del Ayuntamiento al permitir un congreso que defenderá más amerizajes en una bahía "moribunda" - La asociación en Defensa del Moll también critica su celebración

Un avión a punto de despegar en aguas del Port de Pollença. Al fondo se observa la base militar.

Un avión a punto de despegar en aguas del Port de Pollença. Al fondo se observa la base militar.

La próxima celebración del primer Congreso Europeo de Hidroaviación, previsto entre el 23 y el 25 de septiembre en el Port de Pollença, ha levantado suspicacias a nivel social y político en el municipio del Nord por las posibles consecuencias medioambientales que podría provocar en un futuro el fomento de la hidroaviación en una bahía que ya presenta graves problemas de deterioro ambiental y en el que los casos de contaminación son frecuentes.

El principal partido de la oposición en el Ayuntamiento, Junts Avançam, ha criticado la organización del congreso a través de las redes sociales, asegurando que es «incompatible» la voluntad de solucionar la problemática de la Badia de Pollença y al mismo tiempo «estar a favor de más presión con hidroaviones».

Esta formación recuerda que el pasado martes se celebró la primera mesa de trabajo con el objetivo de proponer soluciones para mejorar la calidad de las aguas del Port de Pollença, con la participación de numerosas administraciones públicas, partidos políticos, asociaciones hoteleras y colectivos vecinales. No obstante, Junts Avançam asegura «no entender» cómo un día después de la convocatoria de la reunión «para salvar la bahía», el propio ayuntamiento de Pollença anunciase la celebración del citado congreso de hidroaviación, lo que «supone fomentar más presión a la ya moribunda bahía con amerizajes de estas naves, con los problemas que ello conllevará».

Junts califica la actitud del Ayuntamiento, y en especial de Unió Mollera Pollencina (UMP), partido que asume la delegación política del puerto, de «negligente, incoherente e intolerable» por permitir este evento internacional en la bahía.

Por su parte, la Associació de Defensa del Port de Pollença (ASDEPP) también expresó ayer su malestar con la celebración del congreso. «Los dos hidroaviones que hay en el Port son muy queridos y cumplen una gran función, pero el hecho de convertir la base militar en un aeropuerto no lo vemos; el puerto de Pollença necesita reducir y ordenar, no crecer en infraestructuras», señalaron fuentes del colectivo, que también calificaron de «prioritario» aclarar el tema del alcantarillado y el saneamiento de la base militar, que «sigue siendo un absoluto misterio».

Desde esta asociación nacida para luchar contra la degradación de las aguas del Moll recuerdan además que la Bahía de Pollença está protegida por la figura de Lugar de Interés Comunitario (LIC) y está considerada como zona sensible de Balears.

El Ayuntamiento sostiene que «los barcos que pasan por el Moll causan más impacto»

El alcalde de Pollença, Tomeu Cifre, salió ayer al paso de las críticas lanzadas por la oposición contra el congreso de hidroaviones y aseguró que la denuncia «no tiene por donde cogerse» porque «comparado con la gran cantidad de barcos que pasan por el Moll, los hidroaviones provocan un impacto milimétrico». Cifre explicó que el evento internacional, apoyado por el Ayuntamiento, ya estaba convocado desde hace tiempo y tuvo que aplazarse con motivo de la pandemia sanitaria. «Nosotros siempre hemos defendido la presencia de hidroaviones dentro de la legalidad y la protección medioambiental», añadió.

Por su parte, los promotores del congreso, la Fundació Aeronàutica Mallorquina y la Asociación Ibérica de Aviación Anfibia, sostienen que «actualmente la hidroaviación es el medio aéreo más respetuoso con el medio ambiente y el medio marino». En el congreso está prevista la intervención de una ingeniero aeronáutica «pionera en la utilización de motores eléctricos para la hidroaviación».

Uno de los objetivos del evento, en el que participarán diez países europeos, es el de «potenciar la estandarización de los hidroaviones en las diferentes operaciones de comunicación y transporte».


Compartir el artículo

stats