Nuevo, sorpresivo e inesperado revés al aparcamiento que quiere construir el alcalde de Sóller en la calle Cetre. El Pi, socio de Carlos Simarro en el equipo de gobierno, podría abstenerse hoy en la votación plenaria en la que el Consistorio someterá a su deliberación la modificación presupuestaria para dotar el proyecto con 3,7 millones de euros. En la comisión informativa de Hacienda celebrada la semana pasada el edil Jaume Bestard, titular de la cartera de Urbanismo, se abstuvo y se sumó a la de Sebastià Aguiló, el otro socio de Simarro. Así las cosas, el pleno de hoy se presenta cargado de incertidumbre porque si Aguiló y Bestard mantienen su sentido de voto el proyecto del edificio de aparcamientos zozobrará.

Simarro se encuentra en una situación anómala tras el desmarque de El Pi, ya que no cuenta con la mayoría absoluta. Se da la circunstancia que el proyecto que hoy se discutirá en el pleno fue gestado por los técnicos que están a las órdenes de Bestard. Por si fuera poco, el edil regionalista participó activamente en la presentación del proyecto ante la prensa dando detalles del edificio que proyectó el Ayuntamiento.

«No es un sí, no es un no»

Pero esta semana Bestard ha rectificado y el parking se ha convertido en moneda de cambio en el seno del equipo de gobierno. Bestard afirmó que «nuestras áreas de gobierno están paralizadas» pese a que “tenía diversos proyectos previstos para este año que de momento no se pueden hacer”. El edil de El Pi afirmó que «no decimos sí, ni tampoco no, decimos calma, establezcamos prioridades, aseguremos lo que hemos empezado y sigamos luchando para nuevos proyectos».