Las tormentas han descargado con fuerza este sábado en el interior de Mallorca.

En Vilafranca se han producido inundaciones varias calles de la parte baja del núcleo urbano.

En la carretera MA-3310, en Petra, se ha desbordado el torrente a la altura del kilómetro 2 y se recomienda circular con precaución.

En este pueblo se ha registrado una caída de temperaturas de más de diez grados ( de 30,7ºC a 20ºC) y se ha recogido 41.2 l/m2 , según ha informado la Aemet.

La Aemet había activado hoy el aviso amarillo por tormentas en el interior y el levante de la isla, que se mantendrá hasta las siete de la tarde.

Estas tormentas se unen al ‘cap de fibló’ que ayer recorrió varios municipios del Pla, un fenómeno que no causó daños materiales ni humanos.