Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fracaso negociador para evitar los paros en los buses de Ponent

Los paros parciales se repetirán hoy y el lunes empezarán los de 24 horas al día

Pasajeros subiéndose a uno de los autobuses de TIB, el pasado lunes, en Santa Ponça. | JUAN LUIS IGLESIAS

El conflicto laboral en los buses que cubren las líneas de Ponent y de parte de la Tramuntana se enquista. Ayer por la tarde, una reunión a tres bandas entre la compañía concesionaria (Moventis Illes), el comité de empresa y representantes de la dirección general de Transportes del Govern se saldó sin ningún tipo de acercamiento, ni siquiera sobre el calendario negociador.

Así las cosas, los representantes sindicales aseguraron que las movilizaciones continuarán según lo previsto. Hoy, habrá de nuevo paros parciales, entre las nueve y las once de la mañana, así como de las cinco a las siete de la tarde.

Asimismo, la semana que viene, la plantilla de la concesionaria que cubre Calvià, Andratx, Esporles, Estellencs y Banyalbufar, además de los servicios al aeropuerto desde localidades calvianeres, las protestas subirán unos cuantos grados.

Para el lunes, día 30, y para el miércoles y viernes, 1 y 3 de septiembre, los paros pasarán a ser de 24 horas, mientras que, si no hay un acuerdo en los próximos días, a partir del 6 de septiembre los trabajadores iniciarían una huelga indefinida.

Ayer, al término de la reunión en la sede de la dirección general de Transportes, el presidente del comité de empresa, José Antonio Valiente, del SATI (Sindicat Autònom de Transport de les Illes), expresaba su «frustración» por lo que consideraba una falta de voluntad de diálogo por parte de la compañía. «Por no haber no ha habido ni acuerdo sobre el calendario negociador», lamentó Valiente, quien respecto a futuras movilizaciones aseguró que la plantilla «seguirá hasta donde haga falta».

60 servicios afectados

Durante cada jornada de estos paros parciales realizados esta semana, se han suprimido unos 60 servicios diarios en las líneas 101, 102, 103, 104, 105, 106, 107, 108, 121, 122, 123, 202, A11 y A12, según el listado oficial difundido por la propia conselleria de Movilidad. El jueves de la semana pasada, otra reunión entre ambas partes en el Tribunal de Arbitraje y Mediación de Balears (Tamib) se saldó igualmente sin ningún tipo de acuerdo.

Una de las principales reivindicaciones de los trabajadores de Moventis Illes es que se mantenga el polígono de Son Castelló como centro de trabajo, ya que según apunta el comité de empresa, «la mayoría de trabajadores vive en Palma y alrededores».

Otra queja está relacionada con los turnos de trabajo. Los trabajadores consideran que deberían ajustarse «a la realidad». «Nos mandan un pdf con un turno, por ejemplo, de 7 horas y 35 minutos, pero después ese turno se va a las ocho horas y la empresa no asume ese tiempo extra», argumentó Valiente, como ya informó este diario.

Los trabajadores solicitan, además, la posibilidad de tener un baño al final de cada línea; contar con los turnos con más tiempo de adelanto para garantizar la «conciliación familiar»; y que el tiempo de que disponen para dejar a punto el vehículo para el siguiente turno sea de 45 minutos y no de diez minutos como es ahora, entre otras reivindicaciones.

Las claves | Origen del conflicto

Paros en el servicio de autobús que enlaza la comarca de Ponent y la Serra

Moventis Illes es la empresa concesionaria de los buses que operan en Calvià, Andratx, Esporles, Estellencs y Banyalbufar, además de los enlaces entre Calvià y el aeropuerto de Son Sant Joan.

Amenaza de huelga indefinida desde el día 6 de septiembre

Para los días 30 de agosto, 1 y 3 de septiembre se prevén paros de 24 horas. Y, desde el 6 de septiembre, huelga indefinida. La plantilla reclama mejoras en los turnos y que se mantenga Son Castelló como centro de trabajo, entre otras cosas. 

Compartir el artículo

stats