Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer día de paros en los buses de Ponent afecta a unos 60 servicios

Los chóferes seguirán con la movilización parcial esta semana, que el 30 de agosto, el 1 y el 3 de septiembre pasará a ser de 24 horas

Pasajeros esperando en una parada de bus de Santa Ponça, ayer por la mañana. J.L.IGLESIAS

Los trabajadores de la empresa Moventis Illes, concesionaria de los buses que operan en Calvià, Andratx, Esporles, Banyalbufar y Estellencs, realizaron ayer la primera jornada de paros en reclamación de mejores condiciones laborales. La movilización tuvo lugar entre las nueve y las once de la mañana. Por la tarde hubo otro paro, entre las cinco y las siete.

Esta frecuencia de movilizaciones continuará hasta el 27 de agosto. Además, los días 30 de agosto, 1 y 3 de septiembre se han convocado paros de 24 horas. Y, a partir del día 6 de septiembre, habría una huelga indefinida.

En cuanto al seguimiento de la jornada, el presidente del comité de empresa, José Antonio Valiente, del sindicato SATI (Sindicat Autònom de Transport de les Illes), aseguró este lunes que el seguimiento entre la plantilla fija fue completo, si bien matizó que la empresa «ha presionado» a muchos trabajadores eventuales para trabajar y reducir en lo posible el número de servicios suprimidos.

En total, de acuerdo a la información oficial transmitida por el Consorci de Transports de Mallorca, durante cada jornada de estos paros parciales previstos para esta semana, se suprimirán unos 60 servicios en las líneas 101, 102, 103, 104, 105, 106, 107, 108, 121, 122, 123, 202, A11 y A12 (estas dos últimas, las que unen el municipio de Calvià con el aeropuerto de Palma).

Un bus carga pasaje, ayer. | J.L.IGLESIAS

Servicios mínimos

La conselleria de Movilidad informó durante el día de que se encargó de velar por que se cumplieran los servicios mínimos establecidos, sin que se hayan detectado incumplimientos. Desde la Conselleria no se quiso a entrar a valorar el conflicto laboral interno que afecta a una de sus concesionarias con parte de su plantilla. Por lo que se refiere a la afectación de los paros a pie de calle, no se registraron imágenes de grandes aglomeraciones de pasajeros en las paradas de bus de Calvià, el municipio más afectado por la movilización. Donde más gente se acumuló fue en Santa Ponça, un importante núcleo turístico.

Una de las principales reivindicaciones de los trabajadores de Moventis Illes es que se mantenga el polígono de Son Castelló como centro de trabajo. Solicitan también que se cumpla con los turnos de trabajo de los chóferes.

Piden además la posibilidad de tener un baño al final de cada línea; contar con los turnos con más tiempo de adelanto para garantizar la «conciliación familiar»; y que el tiempo de que disponen para dejar a punto el vehículo para el siguiente turno sea de 45 minutos y no de 10 minutos como es ahora.

Compartir el artículo

stats