Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Simarro y Aguiló negociarán cambios en el parking de Cetre para arrancarlo antes de fin de año

Los partidos del equipo de gobierno de Sóller negociarán cambios en el anteproyecto para consensuar los puntos que han generado fricción

Simarro y Aguiló negociarán cambios en el parking de Cetre para arrancarlo antes de fin de año

Los partidos que forman gobierno en el ayuntamiento de Sóller se sentarán a negociar cambios en el anteproyecto del aparcamiento de la calle Cetre con el fin de consensuar los puntos que han generado fricción en el seno del pacto

Tanto el alcalde Carlos Simarro como el edil no adscrito Sebastià Aguiló han asegurado que negociarán retocar el proyecto, aunque los puntos de partida son bastantes distantes. Simarro aboga por un edificio de aparcamientos con capacidad para 402 turismos que ocuparía buena parte del terreno municipal de Cetre. La propuesta presentada por el alcalde prevé la supresión de la parada de buses y las pistas de petanca.

Por su parte, Aguiló aboga por una parking que cuente con una planta subterránea y otra en superficie. También es partidario de mantener las instalaciones deportivas y la parada de buses para hacerla, incluso, más grande para que los vehículos puedan hacer el giro dentro sin necesidad de ir hasta la plaza de América. A Aguiló no le gusta el proyecto elaborado por los servicios técnicos municipales, que están bajo las directrices de El Pi.

Durante estos días pasados Simarro y Aguiló se han hecho reproches mutuos. El edil lamentó que conociera el anteproyecto media hora antes de ser presentado ante la prensa, mientras que Simarro le achaca que se tuviera que enterar por los medios de que estaba en desacuerdo con él. Además Simarro criticó que las redes sociales se hicieran eco de un fotomontaje "capcioso que no se ajusta a la realidad". El alcalde defendió la necesidad de construir un aparcamiento para profundizar en la pacificación del tráfico en el centro de Sóller y su progresiva peatonalización. “En algún sitio habrá que poner los coches”, señaló el primer edil quien también recordó que este otoño se realizarán las obras de conversión de la Gran Vía en un bulevar donde el peatón pasará a tener más espacio y que en el futuro se deberá regular el aparcamiento de vehículos en el arcén de la carretera de circunvalación de Sóller.

El alcalde quiere que la construcción del aparcamiento arranque en este 2021. El presupuesto previsto es de 3’5 millones que se financiarán a cargo del superávit del pasado ejercicio.

Compartir el artículo

stats