Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Es Murterar avanza hacia la descarbonización y se queda para emergencias

A partir de este martes, los grupos 3 y 4 de la central ‘alcudienca’ reducen sus horas de funcionamiento de 1500 a 500 anuales

14

Es Murterar avanza hacia la descarbonización y se queda para emergencias

Es Murterar se queda solo para emergencias energéticas. Este lunes es un día especial para la central alcudienca y es que da un paso más hacia la descarbonización ya que este 17 de agosto los grupos 3 y 4 entran en un régimen de operación limitado y reducen sus horas de funcionamiento de 1.500 a 500 horas anuales, lo que equivale a 20 días al año. Por ello, esta operatividad solo se pondrá en marcha en caso de emergencia en el sistema energético balear. El 31 de diciembre de 2019 se pararon los grupos 1 y 2 de carbón y los otros dos pasaron a 1.500 horas. «En dos años, el carbón ha pasado de generar el 50% de la electricidad a menos del 5%», ha remarcado el vicepresidente Juan Pedro Yllanes en la visita a la central. Así, la ley de Cambio Climático da un paso más. «Vivimos una situación de emergencia climática. Las emisiones se deben reducir ya y así lo estamos haciendo. En esta central las emisiones se han reducido un 90%», ha destacado tras celebrar que «hoy damos un paso más hacia la descarbonización de las islas para avanzar hacia un futuro más verde y sostenible».

«El futuro está en las energías renovables que generan puestos de trabajo de calidad. Nuestra apuesta es incrementar el parque de energías limpias para que en 2023 un 25% de nuestra energía sea producida por renovables», ha avanzado Yllanes, que ha remarcado que «la transición energética es una gran oportunidad para reindustrializar la zona». Precisamente, el director de la central Jordi Jaume ha remarcado que se trata de «un día especial. Ahora jugamos un papel secundario pero vamos a desarrollar un proyecto de futuro», un proyecto de futuro que ha esbozado el director general de Endesa en Balears, Martí Ribas. Se trata de un proyecto «sostenible, justo y verde centrado en las energías renovables, el almacenaje de energía que incluye también la instalación de compensadores síncronos.

"El futuro está en las energías renovables que generan puestos de trabajo de calidad"

Juan Pedro Yllanes - Vicepresidente del Govern

decoration

Además de continuar con proyectos de renovables en los alrededores de la central como el de Biniatria, Ribas apuesta por ser líderes en el almacenaje de energía, lo que pasa por compensadores síncronos y, más a corto plazo, por proyectos de interoperabilidad para que desde el centro de control de Es Murterar se pueda gestionar otras centrales renovables tanto en las islas como fuera. «Tenemos un proyecto de futuro para Alcúdia porque Endesa está históricamente muy ligada a este municipio, queremos mantener la actividad profesional en esta zona y ser líderes en descarbonización», sentencia Ribas. «Hay que subir al tren de la transición energética ahora para convertirnos en vendedores de energía», deja claro.

"Tenemos un proyecto de futuro para Alcúdia porque Endesa está históricamente muy ligada a este municipio, queremos ser líderes en descarbonización»

Martí Ribas - Director General de Endesa en Balears

decoration

Ribas ha avanzado que tienen en tramitación un proyecto de desmantelamiento de la central. «No tiene sentido mantener las instalaciones si no se van a usar más. Parcialmente se va a desmantelar todo lo que se pueda, pero hay elementos comunes que no podremos tocar mientras los grupos 3 y 4 estén en funcionamiento». 

El paro definitivo de Es Murterar requiere que Balears disponga de una potencia amplia de energías renovables y la entrada en funcionamiento del segundo cable de conexión con la península, que Red Eléctrica contempla su construcción en los próximos cinco años. Por su parte, los proyectos en tramitación de parques fotovoltaicos que hay en la islas con una potencia de 530MW equivalen a la que tenía la central en pleno rendimiento.

Endesa confiesa que está ante «un reto impresionante». «No es una tarea fácil pero nuestro objetivo es llegar a 2040 descarbonizados, tenemos la tecnología necesaria para hacerlo». Cabe recordar que el proceso de transformación de la central alcudienca ha afectado a la plantilla, que ha pasado de 137 a 68 empleados. Ha habido recolocaciones y salidas voluntarias.

Compartir el artículo

stats