Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 200 vecinos de la Colònia de Sant Pere protestan por el cierre de la unidad de salud

Muestran su «indignación» por la interrupción del servicio médico en plena temporada veraniega. El primer edil explica que la falta de facultativos en el centro ‘artanenc’ ha llevado a parar el servicio que se restablecerá una vez resuelto el problema

Más de 200 vecinos de la Colònia de Sant Pere protestan por el cierre de la unidad de salud Rosa Ferriol

Los vecinos de la Colònia de Sant Pere están indignados. En plena temporada veraniega se han quedado sin servicio médico. Por ello, este lunes más de 200 residentes han protestado ante la Unidad de Salud contra la decisión tomada por el Centro de Salud de Artà de interrumpir «con carácter indefinido» el servicio de atención médica «dejando como única opción para las personas necesitadas de atención médica, desplazarse al centro sanitario artanenc».

En su escrito, los vecinos critican que el cierre, que afecta a unos 1.200 residentes ya que también cubre Betlem, Montferrutx y s’Estanyol, llega en agosto cuando la Colònia de Sant Pere está plena temporada alta de ocupación. Todos ellos se quedan sin médico y su opción más cercana es trasladarse a Artà, a unos 14 kilómetros de distancia.

«Esta decisión, además de la gravedad que puede suponer la desatención en caso de una urgencia, afecta en el día a día de los ciudadanos, sobre todo, de aquellos con movilidad reducida». Así se recuerda que la gente mayor deberá recurrir a familiares o vecinos que se presten a acompañarlos a Artà. «Lo que se precisa son atenciones y facilidades», dejan claro en la Colònia de Sant Pere. 

En la carta firmada por los vecinos presentes en la protesta, se exige a los responsables del centro de salud de Artà que "se tomen las medidas pertinentes" para restituir el servicio de atención médica personalizada en la unidad básica de salud de la Colònia de Sant Pere.

La lectura de este manifiesto ha terminado acompañada de aplausos de protesta, la glosa de Jaume Cabrer y la firma de la carta, que también recibirá el alcalde de Artà, Manolo Galán, que ha explicado que des de la conselleria de Salud se ha optado por «cerrar momentáneamente» la unidad básica de la Colònia de Sant Pere debido a la falta de facultativos en el centro artanenc.

La glosa

Ja està bé de menyspreï 

a tota la part forana

que la Mallorca més sana

també mareig bon matí 

i no para de patir

mancances de tota mena,

quan no és tren és gana

pensa bé per decidir

que la salut dels d’aquí 

és sagrada i humana 

no deixis nostra contrada

fora metge ni destí.

Hay dos bajas de médicos sin cubrir, ha detallado. Sí se prestará el servicio de visitas domiciliarias y el de enfermería, que será los miércoles. El primer edil avanza que, según le han explicado desde el departamento de Salud, el servicio se restablecerá una vez esté resuelto el problema de falta de personal en el centro de salud de Artà.

Compartir el artículo

stats