Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura exige un certificado para evitar robos en la campaña de algarrobas

Esperança Móra exhibe las primeras algarrobas que han llegado a la Cooperativa de Porreres.

Esperança Móra exhibe las primeras algarrobas que han llegado a la Cooperativa de Porreres.

Ya lo dicen, quien tiene un algarrobo, tiene un tesoro. Y precisamente ese oro negro mallorquín es un foco de atracción para los ladrones, sobre todo, porque su precio sigue al alza. La consellera de Agricultura, Mae de la Concha, ha visitado este jueves la Cooperativa Agrícola de Porreres para presentar el nuevo protocolo de actuación diseñado para prevenir los robos a lo largo de esta campaña de recogida de algarrobos que empieza el lunes y se prolongará hasta mediados de noviembre. Y es que el año pasado ya se dispararon los robos en muchas plantaciones debido al alto precio de este fruto, sobre todo, en la zona del Pla. Así, el protocolo presentado mejora el que se puso en marcha en 2020. A partir de ahora, se busca garantizar el control sobre todas las operaciones de venta que se produzcan entre productores, cooperativas, almacenadores y empresas que compran algarrobos. Así todas las operaciones de venta de dicho fruto requerirán un certificado de titularidad de los recintos inscritos en el Registro Insular Agrario (RIA). Este documento se emite a nombre del titular de la explotación y detalla datos como las parcelas, la superficie y la manera de producción. 

Son las delegaciones comerciales del FOGAIBA las encargadas de emitir dichos certificados que permitirán al titular de la parcela autorizar a otra persona a recoger la algarroba. Para facilitar el proceso, las cooperativas y las Sociedades Agrarias de Transformación (SAT) podrán solicitar los certificados de todos sus asociados a las delegaciones comarcales del FOGAIBA si han tramitado la declaración de la PAC en el último ejercicio. También se podrá solicitar aportando una autorización firmada por el titular de la explotación con copia del DNI. 

Agricultura exige un certificado para evitar robos en la campaña de algarrobas R.F.

Los recolectores deberán entregar el certificado al comprador que se lo podrá quedar para justificar la procedencia del fruto. Los propietarios o explotaciones de ocio y autoconsumo no inscritos en el RIA o propietarios de parcelas declaradas como olivares o de frutos secos podrán sustituir el certificado por una declaración responsable firmada que irá acompañada del DNI y se entregará al comprador.

La consellera ha explicado que se trata de un protocolo más garantista y ha pedido la colaboración de todas las partes implicadas en la cadena de valor de este fruto, que es una «apuesta de cultivo de futuro, del que se aprovecha todo y que no está afectado por la xylella». El director general de Agricultura, Fernando Fernández, ha recalcado que en esta campaña también contarán con la vigilancia de los cuerpos de seguridad que intensificarán los controles y podrán inspeccionar los almacenes ante las sospechas de robos.

Compartir el artículo

stats