La comunidad de regantes de Estellencs de s’Ull de s’Aigua advirtió ayer de que, si el próximo plan general posibilita un crecimiento urbanístico, el caudal de agua actual no será suficiente para abastecer al municipio, por lo que serán necesarias nuevas vías de suministro. Los regantes de Estellencs recuerdan que el caudal de agua de la fuente «va disminuyendo año tras año, y este hecho parece que irá aumentando a lo largo de los años, irreversiblemente debido al cambio climático».

Actualmente, expone esta entidad, uno de sus socios suministra el agua que utiliza para uso doméstico el pueblo de Estellencs, y no sólo su núcleo urbano sino que también las viviendas que se encuentran fuera, «pero a las que el ayuntamiento ha dado conexión a la red». Los regantes creen que el crecimiento urbanístico que se plantea actualmente implica un “consumo extra” que la comunidad no puede alcanzar, porque, asegura, «no hay más agua para poder aumentar el actual suministro». «Dado que la comunidad no aumentará el caudal suministrado al Ayuntamiento, se comunica al Ayuntamiento que lo tenga presente de cara al plan urbanístico, ya que tendrá que encontrar el abastecimiento en otro lugar si quiere hacer el crecimiento previsto», concluyen.