El ayuntamiento de Consell aprobó en sesión plenaria solicitar al Gobierno Central un referéndum para elegir la denominación del campo de fútbol de la localidad. La historia se inició con una moción de El Pi, solicitando el nombre de Miquel Vidal a título póstumo para el campo de fútbol. En el pleno de marzo se aprobó realizar una consulta entre la población sobre el tema. En la comisión informativa del 20 de julio se dio la posibilidad de que los partidos políticos del Consistorio pudieran presentar alternativa. El PP llevó tres nombres más, los cuales se añadirán a la consulta popular. Al mismo tiempo, el PP informó que en lugar de cambiar el nombre, le gustaría que se pusiera una placa con los nombres que se han implicado en el campo de fútbol. Es decir, Joan Colom Deià, Antonio Campins Bibiloni (Toni Masiana) y Antonio Cuellar Morales.

Puesto el punto a votación con las preguntas del referéndum, fue aprobado con los votos a favor del equipo de Gobierno y del PP. En contra votó El Pi, curiosamente el partido que presentó la moción a favor de Miquel Vidal.

En el mismo pleno se aprobó la expropiación de 1.480 metros cuadrados para la realización de un paseo peatonal entre el cementerio municipal y el paseo de la estación, con un coste de la expropiación de 12.033 euros. El punto se aprobó con los votos a favor del equipo de gobierno y del PP y la abstención de El Pi.

Por unanimidad se aprobaron dos modificaciones de crédito destinada a distintas obras de la localidad, por un importe de 193.500 euros y 220.468 euros respectivamente.

En el apartado de mociones, El Pi presentó en el pleno una moción para cerrar un pacto del agua, para ser firmado por todos los partidos, en el sentido de dar preferencia a las inversiones la red de agua potable y mejorar el rendimiento. La moción fue rechazada con los votos en contra del equipo de gobierno, la abstención del Partido Popular y a favor de la misma de El Pi.