Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden quitar el veto a los pisos de menos de 120 metros en Sóller

El suelo todavía ahora urbanizable pasará a ser rústico regulado por el Plan de Huertos

Imagen de dos casales situados en la calle de Santa Teresa, en el centro de Sóller. | J.M.E

Imagen de dos casales situados en la calle de Santa Teresa, en el centro de Sóller. | J.M.E

El sector de la construcción de Sóller pide levantar la prohibición que pesa sobre gran parte del casco urbano de Sóller que imposibilita la construcción de viviendas de menos de 120 metros cuadrados.

El presidente de la Patronal de Maestros de Obra de Sóller, Salvador Amengual, explicó que esta limitación que pesa sobre gran parte del casco urbano imposibilita la transformación de grandes casales en viviendas plurifamiliares. Algo que, según Amengual, lleva aparejado que numerosos edificios antiguos de Sóller pasen a manos extranjeras ante la imposibilidad de sus propietarios de convertirlos en plurifamiliares.

Para el presidente de la patronal se trata de un hecho «preocupante» porque la mayoría de casales de Sóller han pasado a manos de grupos de inversión o extranjeros, que muchos de los cuales después transforman en hoteles de interior. Amengual advierte que «la creación de estos hoteles consume mucho más recursos que si un edificio se convirtiera en dos viviendas».

La situación viene dada, según explica Amengual, por una regulación recogida en el Plan General de Ordenación Urbana de Sóller (PGOU) y por otras normas supramunicipales que establecen que las viviendas del casco urbano de Sóller no pueden tener una superficie menor a los 120 metros cuadrados. En la práctica, casales históricos que han pasado de generación en generación acaban en el mercado inmobiliario porque sus actuales propietarios no pueden sostener los costes que acarrea su mantenimiento y, además, por la imposibilidad legal de que estos edificios puedan transformarse en varias viviendas.

La propuesta de la patronal va en concordancia con la que hicieron los partidos políticos que están en el gobierno del ayuntamiento de Sóller, aunque hasta ahora no la han llevado a la práctica.

Por otro lado, Sebastià Amengual explicó que actualmente el sector de la construcción en Sóller está atravesando un momento dulce, gracias a las obras de reforma. El presidente de los constructores de Sóller explicó que durante el primer tramo del estado de alarma el sector se contrajo como consecuencia de las restricciones, aunque después nuevamente volvió a expandirse.

Las palabras de Amengual van en consonancia con las del concejal de Urbanismo de Sóller, Jaume Bestard, quien explicó que actualmente su departamento registra gran actividad en la tramitación de licencias por obras de reforma. Añadió, además, que su departamento ha agilizado los trámites de manera que actualmente las licencias se tramiten en un máximo de dos meses.

Tráfico pone el ojo en los remolques del desvío

Atendiendo una petición cursada por el ayuntamiento de Sóller, la Guardia Civil de Tráfico ha intensificado la vigilancia en la carretera del desvío de Sóller y ha sancionado a numerosos remolques de embarcaciones estacionados en su arcén. Se trata de una práctica prohibida, aunque la medida solicitada también ha supuesto sanciones para los coches aparcados, en su mayoría de vecinos.

Compartir el artículo

stats