Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fent i desfent | Incumplimientos de las normas covid

Miles de jóvenes hacen botellón en España a pesar de las restricciones

Miles de jóvenes hacen botellón en España a pesar de las restricciones Reuters

Los políticos no tienen lo que hay que tener, por Joan Mora

Esta semana en Sóller uno de los temas de discusión en el Ayuntamiento era qué hacer con varios establecimientos de ocio nocturno que incumplen la normativa sanitaria. La decisión salomónica fue darles otra oportunidad. Suma y sigue. Mientras tanto, los contagios siguen desbocados en nuestra comunidad y a su vez salen los médicos en los periódicos pidiendo seny a la población. A mi modo de ver tenemos lo que tenemos porque estamos gobernados por unos políticos cobardes que no tienen lo que hay que tener cuando asumen el cargo. En el caso de Sóller, la decisión no debería haber sido otra que cerrar estos locales. Y punto. De este modo se hace cumplir la norma y los demás ven el ejemplo que esta decisión da. Me molesta mucho que tras año y medio de sacrificios todavía haya listillos (básicamente jóvenes inmaduros que no han dado palo al agua en su vida) que pongan en juego todo lo que hemos conseguido. Armengoleta, dicta ya un toque de queda para los menores de 30 años y verás como la cosa se controla. Son los que menos vacunados están y además, aprenderán la lección. Los justos no debemos pagar por los pecadores.

Sin restricciones, el ‘seny’ brilla por su ausencia, por Rosa Ferriol

Joan, secundo completamente tus palabras pero ya que estamos que el toque de queda se extienda para todos los irresponsables, que hay muchos sueltos, políticos y empresarios incluidos. Y ya que pedimos, de paso, pedimos confinamiento por todos ellos aunque el Constitucional un año y medio después diga que era ilegal. A buenas horas, pero el caso es que me sumo a la indignación de los sanitarios del hospital de Manacor. Está claro que la gente si no es a base de restricciones, no té gens de seny . Un año y medio de pandemia y no se ha aprendido nada. Las aglomeraciones son nuestro pan de cada día. ¿Y las mascarillas sin distancia? Brillan por su ausencia. Como si el virus en las comunidades turísticas pasara de largo. Pues eso, toma semáforo en ámbar y TUI ya cancelando viajes. Lo que pasa es que no interesa poner orden y para salir de esta en passarem un fum. Olé políticos cobardes. Y al alcalde de Sóller, prometo dedicarle un aplauso como una catedral si cierra los bares de copas sin control pero menos ultimátums y más acciones. Ojalá muchos, Carlos, sigan tus pasos. Basta ya, solo pedimos seny .

Compartir el artículo

stats