Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian la «saturación» de los trenes en el primer día de reducción de frecuencias

También critica que se retiren algunas líneas que permiten transportar bicicletas a bordo

Imagen de ayer, en uno de los vagones de la SFM, en hora punta. | ASSOCIACIÓ D’USUARIS DEL TREN

Imagen de ayer, en uno de los vagones de la SFM, en hora punta. | ASSOCIACIÓ D’USUARIS DEL TREN

Las quejas ante la reducción de frecuencias durante los meses estivales no se han hecho esperar. Algunos usuarios denunciaron ayer, primer día de la entrada en vigor del nuevo horario, la «saturación» de algunos vagones durante la hora punta, así como la retirada de algunas líneas que permiten transportar en el tren la bicicleta, lo que obligó a más de uno a quedarse en tierra. Una situación que se repite año tras año, según recordó Teresa Sastre, miembro de la Associació d’Usuaris del Tren, quien reiteró al Govern que mantenga las frecuencias durante el verano «ya que siguen siendo muchas las personas que utilizan este servicio».

El primer incidente se registró ayer a las 6:56 horas. Con la retirada de la frecuencia anterior, la de las 6:50, la línea que cubría el trayecto Inca-Palma no permitía introducir la bicicleta en el vagón. Un hecho que obligó a más de uno a quedarse en tierra, según denunció la Associació d’Usuaris del Tren, que acusó a la conselleria de Movilidad y Transporte de discriminarlos al permitir a los patinetes eléctricos acceder al tren sin restricciones. «Es un servicio básico ya que cada vez hay más gente que utiliza la bicicleta para desplazarse por la ciudad. No lo pueden reducir», sostuvo Sastre.

Según la entidad, otro de los momentos críticos que se vivió durante el día de ayer -y advierten de que se repetirá cada día- fue durante las horas punta. «Hemos recibido numerosas quejas denunciando que los vagones iban saturados», aseguró Sastre, quien incidió en el peligro que eso supone en tiempos de pandemia, ya que «a mayor densidad humana, mayor riesgo de contagio».

En palabras de Sastre, es una equivocación («reiterada») reducir las frecuencias durante el verano, porque el número de usuarios sigue siendo muy elevado. Según argumentó, no todos los empleados cogen vacaciones, ya que muchos trabajan en temporada alta, y si lo hacen no se van todos a la vez; de modo que el flujo de usuarios es considerable, aunque reconoció que se reduce un poco (sobre todo por los estudiantes).

Reclaman protocolos covid

Siguiendo el hilo de las medidas sanitarias, algunos usuarios también denunciaron ayer ante la Associació d’Usuaris del Tren que los controladores tocan todas las tarjetas. «Algunas personas consideran que por tema covid se debería establecer otro sistema de control ya que este pone en riesgo la salud», señaló Sastre.

La jornada con el nuevo horario de verano transcurrió con algunos traspiés, como informó Associació d’Usuaris del Tren, que destacó la falta de información por parte de las administraciones públicas. Según Sastre, se vivieron algunos momentos de tensión e incertidumbre al no saber las frecuencias que había. «No hubo ni megafonía ni cambio de cartelería en las estaciones como ya es habitual», aseveró. Un ejemplo de este desconcierto se vivió ayer a primera hora de la mañana en la parada de Santa Maria, donde tres usuarios, al ver el vagón lleno, quisieron esperar al siguiente, y fue otro el que les advirtió de que no había más líneas. «Hoy [por ayer] entra en vigor el nuevo horario, ese no es», le explicó. Un contratiempo que no fue a más, «aunque es la misma historia de todos los veranos», apuntó la entidad.

La Conselleria afirma que las frecuencias sin bicis son las más demandadas

Desde la conselleria de Movilidad y Transporte aseguraron ayer que a primera hora de la mañana (6:21, 7:39 y 8:39) se puede transportar la bicicleta en el tren. Sin embargo, justificó que en la frecuencia de las 6:56 «es imposible» que se pueda autorizar su acceso a bordo porque «es la línea que tiene más usuarios y no caben». En este sentido, detalló que tras la línea de las 8:39, en todos los trayectos se puede subir la bici. En cifras, esto representa que solo doce frecuencias con salida desde Palma no admiten bicicletas de un total de 65, mientras que con llegada a Palma solo se han restringido cinco líneas. En cuanto a la entrada en vigor del nuevo horario, explicaron que se debe al periodo en el que hay menos afluencia de usuarios, y se compatibiliza con las vacaciones del personal de la SFM. También señalaron que desde hace diez días se está informando del cambio de horario, y ayer se hizo por pantallas y teleindicadores.

Compartir el artículo

stats