Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Miquel Rayó Escritor

«Las mujeres son parte esencial de los colectivos cívicos»

El escritor presenta este jueves la obra ‘Penyaleres. Dones, excursionisme i muntanya a les Illes Balears’, en la que arroja luz sobre el importante papel de la mujer en el montañismo

El autor del libro, Miquel Rayó.

El autor del libro, Miquel Rayó. Joan Mora

El escritor Miquel Rayó presenta el libro Penyaleres. Dones, excursionisme i muntanyisme a les Illes Balears, un trabajo que pretende adentrar al público en el papel de la mujer en el montañismo en Mallorca. Tras varias entrevistas, el autor recoge las reflexiones de varias mujeres que han tenido como su gran pasión el practicar un deporte de riesgo que siempre se asocia a los hombres. Tramuntana XXI y el Institut Balear de la Dona han dado su apoyo al libro que se presenta este jueves en Valldemossa.

¿Qué le lleva a interesarse por las mujeres montañeras de Balears?

Una fotografía que está publicada en un libro muy bien propuesto sobre el montañismo mallorquín de los primeros años 70 en la que aparecían cinco personas: tres chicos y dos chicas, vestidos con ropa de montaña. El pie de la fotografía pone, literalmente: «Menel, Adolfo y Xibi en el ‘porxo’ del Barranc de Biniaraix». Es decir: se nombraban a los hombres, pero a no las mujeres, que también estaban. Esto me dejó interesado pensando quiénes eran esas chicas. ¿Qué hacían por el Barranc? Eran, sin duda, excursionistas, montañeras. Creí que sería divertido y que sería justo encontrarlas, ponerles nombre, saber qué hacían. Cierto es que tal vez sólo eran acompañantes de los chicos, en las actividades de montaña, algo habitual en aquellos años. Pero yo conocía otras mujeres montañeras, y sabía de sus habilidades y de su afición a la montaña, y que estaban presentes y participaban en las actividades de ocio y deporte en la montaña. En mi grupo había algunas.

¿Y por qué un libro sobre mujeres y el montañismo?

Creí que ya era hora de demostrar la presencia y participación de las mujeres en el montañismo local. Y así empecé a hacer las indagaciones que me han llevado a la redacción del libro, gracias a la generosidad del Institut Balear de la Dona, que ha sabido captar la importancia. Con este texto, bien o mal, hacemos visible la actividad femenina en el montañismo balear.

"Ya es hora de demostrar la participación femenina en el montañismo de Balears"

decoration

¿Con qué historias se ha encontrado?

Hay de todo. Piensa que, además de una breve incursión en la historia del montañismo local, con una mirada a grupos como el del Grupo Excursionista del Fomento del Turismo, el GEM antiguo, que lideraba Benigno Palos, y otros, incluidos los de Menorca y los de Eivissa y en menor medida Formentera, he podido entrevistar a 34 mujeres aficionadas tanto al excursionismo tradicional como las formas modernas del montañismo, escalada deportiva o carreras de montaña. En el libro, se habla de mujeres que iban con falda de excursión en los años 20 hasta los 50 o 60, y de mujeres que practican escaladas deportivas sofisticadas y de gran dificultad y de grado muy alto, o que participan en los más importantes trofeos de carreras de montaña del mundo. Y, a través de las entrevistas, las mismas mujeres hablan y nos cuentan sus experiencias y su manera de acercarse en la montaña. En Balears, no se había hablado de ello, y este libro, por modesto que sea, es avanzado en el tema, abre puertas y rompe barreras. Hemos entrevistado a una mujer que nació en 1946, y que fue de excursión con García Pastor, por ejemplo, y con Jesús Jurado, y con otra que ha nacido en 1993, la que, por cierto, está preparando la edición de un libro sobre mujeres en la montaña desde una perspectiva absoluta y radicalmente feminista. Hay toda una evolución. Y esto se ve a lo largo del texto introductorio y de las entrevistas. En el libro, aparece doña Matilde Forteza, pionera del excursionismo local y también aparece una escaladora mallorquina que ha subido la pared norte del Eiger, y que es posiblemente la primera mujer española que lo ha hecho. En el libro hay entrevistas con espeleólogas, guías de excursiones, campeonas de escalada deportiva, de carreras que son madres y otras que en algún momento han decidido no serlo...

"Las excursionistas más veteranas recuerdan que los padres no les dejaban pernoctar fuera de casa"

decoration

¿Qué dificultades han encontrado las mujeres a la hora de practicar montañismo o senderismo? Y, por el contrario, ¿cuáles han sido sus motivaciones?

Posiblemente, las mismas que entorpecían el completo despliegue de cualquier actividad antes atribuida o permitida sólo a los hombres. Por citar una, muchas de las mujeres veteranas entrevistadas para el libro nos hablan de cómo sus padres no las dejaban pernoctar fuera de casa con sus compañeros de excursiones o de escalada o de espeleología. Algo que ahora es impensable. Está el tema de la maternidad, naturalmente, que puede restar dedicaciones. Hay también el tema de la apropiación por parte nuestra, de los hombres, de las funciones de guiado de las caminatas, la lectura de los mapas, o el hecho de hacer los nudos en una cordada de escalada. Hoy, las mujeres saben hacer y muy bien los nudos, guiar una excursión, o preparar una escalada de dificultad. En el libro, conoceremos a la primera gran escaladora de Mallorca, por ejemplo, una mujer que, cuando era joven, sólo un escalador o dos la dejaban escalar. Era otra sociedad, naturalmente.

¿Qué han aportado y aportan las mujeres a la preservación de entornos como la Serra de Tramuntana?

Aquí tenemos que ser claros: actualmente, y desde hace muchos años, lo mismo que los hombres. No hay diferencia ni entre trabajo ni en aportación intelectual o ideológica. Hombres y mujeres son ciudadanos con derechos y deberes, con preparación y con sensibilidad, con capacidad de decisión y participación política. Sí puede decirse que así como el Grupo Excursionista de Mallorca sólo ha tenido dos presidentas, asociaciones ecologistas como el GOB han tenido varias presidentas en un corto periodo de vida (desde 1973). Eso sí, tanto en una como en la otra ha habido vocales femeninas, muy activas siempre y muy eficientes y eficaces. No hay diferencia. Con esto quiero decir que las mujeres son parte esencial de los colectivos cívicos o políticos que tienen entre sus preocupaciones la preservación de la naturaleza en general y de la Serra en particular.

Compartir el artículo

stats