Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente

Un olivo milenario de Fornalutx recibe el premio al más monumental de España

El árbol, de más de 1.100 años de vida, está ubicado en la finca de Can Det

Las autoridades, hoy durante la entrega del premio al olivo de Fornalutx.

Las autoridades, hoy durante la entrega del premio al olivo de Fornalutx.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha sido hoy testigo de la entrega del diploma que acredita a un olivo milenario situado en la finca de Can Det como el más monumental de España del año 2020. La encargada de hacer la entrega de la distinción ha sido Ana María Romero, presidenta de la Asociación Española de los Municipios Olivareros (AEMO).

La entrega del diploma se ha realizado en un olivar situado en la montaña del Marroig, gestionado por la familia Deyà, en Fornalutx, donde las autoridades han puesto en valor lo que realizan los propietarios de fincas de la Serra de Tramuntana para conservar el paisaje, la agricultura y, en especial, el cultivo del olivo. 

El árbol que ha recibido el reconocimiento es un olivo de la variedad autóctona Empeltre Mallorquina del que se calcula que tiene más de 1.100 años de vida. El olivo emerge del suelo con un tronco único de más de 6,5 metros de perímetro que dibuja una figura de gran volumen. Probablemente este olivo fue plantado durante la época musulmana de la isla, alrededor del siglo IX en una zona donde los marges dan forma a un paisaje marcado por los minifundios dedicados a la explotación de la aceituna. 

Bartomeu Deyà ha recogido el diploma acreditativo y en su discurso ha apelado a las autoridades que «además de proteger el paisaje deben tener en cuenta el rol que ocupan los propietarios de las fincas que con su trabajo ayudan a mantener el paisaje de la Serra». Por eso ha recordado que esa labor «conlleva unos altos costes para mantener la actividad agrícola» en una zona de la que recuerda que hace diez años fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Deyà ha dedicado el reconocimiento a su madre y tía Rosa y Jerónima Canals «que desde la austeridad trabajaron en el olivar y nos transmitieron los valores para aprovechar los recursos de la tierra».

La presidenta de la AEMO, Ana María Romero, ha puesto en valor las características del olivo premiado y los «esfuerzos que se realizan para la conservación del patrimonio agrícola y para la producción del aceite de oliva». Por su parte, Armengol ha destacado que el premio «es un recompensa al esfuerzo que conlleva el cuidado de los olivares» y ha recordado que «la agricultura mantiene viva la Serra».

Al acto ha acudido también la consellera de Agricultura, Mae de la Concha, así como los alcaldes de Sóller y Fornalutx, Carlos Simarro y Francesc Marroig, respectivamente.

Compartir el artículo

stats