La Comuna de Bunyola es desde hace pocos días el lugar elegido donde se lleva a cabo un estudio de las poblaciones del barrenador que ataca a las encinas. El Grupo de Investigación de Ecología Interdisciplinaria de la Universitat de les Illes Balears (UIB) es el encargado de poner en marcha un plan que pretende estudiar los movimientos que hacen estos insectos y también su presencia en esta finca pública.

«Esta acción de investigación trata de estudiar los movimientos de los banyarriquers y su densidad a partir de técnicas de captura, marcaje y recaptura», ha explicado el grupo de trabajo universitario. Las tareas que se han realizado han consistido en llevar a cabo las primeras capturas y se han obtenido unos primeros resultados que han sido calificados de «esperanzadores».

Los barrenadores de la encina que se capturan en las trampas instaladas han sido marcados con una combinación numérica. Los técnicos disponen de una base de datos a través de la cual pueden saber en qué punto fue capturado. A partir de la segunda captura se estudia su conducta, así como la distancia que han recorrido entre la primera y la segunda captura, los movimientos realizados o si se sigue algún tipo de patrón común con otros individuos.

Desde el Grupo de Investigación de Ecología Interdisciplinaria de la Universitat de les Illes Balears se ha solicitado la colaboración ciudadana para recoger el máximo número de datos posible. En este sentido, solicitan que si alguien transita por la Comuna de Bunyola y ve un ejemplar de barrenador marcado comparta el hallazgo con los responsables del proyecto, ya que «sería de gran utilidad para nosotros». Por ello, se pide que se remita una fotografía a través del número de WhatsApp o Telegram 647 36 45 42, subir la observación a través de la página web Biodibal o a través de la app para dispositivos móviles que se ha diseñado para dispositivos Android e IOS.

El denominado banyarriquer se ha convertido en un enemigo de los encinares de la isla. Se dedican a perforar galerías en su tronco, lo que a la larga provoca la muerte del árbol.