Més censuró ayer el inicio de la temporada taurina en Mallorca, previsto para el próximo 30 de julio en la plaza de toros de Inca. La portavoz de la ejecutiva de Més, Neus Truyol, exigió ayer al Ejecutivo de Pedro Sánchez «más valentía» para prohibir las corridas de toros, animales que «no deben ser torturados ni asesinados». Por su parte, Biel Frontera, regidor de Bienestar Animal de Inca, aseguró que el Ayuntamiento «tiene pocas competencias» en relación a la corrida programada a finales de julio en la plaza de Inca, que es privada, pero aseguró que vigilará el cumplimiento de todos los requisitos legales por parte de los organizadores.