Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lletra menuda | A la deriva de buena gestión y sensibilidad

Habrá que preguntarse por qué muchas de las cosas que dependen de Costas acaban encalladas en el abandono o en una problemática específica evitable.

El silencio ante la petición de renovación de la explotación de los fondeos en la bahía de Formentor que ha venido gestionando Projecte Home durante más de una década, deja para el arrastre dos cosas. Una, que la inquietud medioambiental no figura entre las prioridades de los despachos de Demarcación de Costas. Otra, que la sensibilidad ante la reinserción social tampoco se divisa en el horizonte de la entidad. Así las cosas, el verano rompe amarres en Formentor y el respeto a la posidonia queda a merced del timón de cada navegante.

La bahía es castigada como sumidero de problemas y controversias. En ella desembocan accesos terrestres sujetos a tique comercial, los amarres sin gestión y hasta una licencia de reforma para un hotel de nueva propiedad, lleno de significado y tradición, que el GOB discute por falta de parcelación.

Compartir el artículo

stats