Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sa Torre de Manacor y ses Comes de Porto Cristo estrenarán reforma en septiembre

La presidenta del Govern, el conseller de Educación y el alcalde de Manacor recorren los retoques finales de unas obras en dos centros educativos históricos del municipio que han supuesto 2,4 millones en reformas, retrasos y años de protestas

El exterior del CEIP sa Torre, en Manacor. | S. SANSÓ

El exterior del CEIP sa Torre, en Manacor. | S. SANSÓ

Dos de las escuelas históricas del municipio, la de sa Torre en Manacor y la de ses Comes en Porto Cristo, estarán remodeladas para empezar el siguiente curso tras el verano. La presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada por el conseller de Educación, Martí March, y el alcalde Miquel Oliver, recorrieron los centros para comprobar los últimos retoques de los proyectos, que suman 2,4 millones en inversión.

La más costosa económicamente ha sido la del antiguo instituto y escoleta local de sa Torre, ahora centro de educación infantil y primaria, con casi 1,7 millones destinados a la rehabilitación y modernización de los principales espacios, con un énfasis especial a las vigas de madera y diversas cubiertas, afectadas por la carcoma de la hormiga blanca y cuyo mal estado obligó al Ayuntamiento, en octubre de 2018, a trasladar a todos sus alumnos hasta el IES Manacor, donde habrán permanecido durante tres cursos.

«Era un proyecto especialmente acuciante ya que muchos alumnos que están escolarizados aquí ni siquiera conocen el centro», explicó Oliver, cuyo consistorio ha dado las gracias por el rumbo puesto por la Conselleria para conseguir arrancar también la ampliación del colegio Simó Ballester. «Eran reivindicaciones de justicia que ya tocaban», dijo pese a recordar que con la continuada subida de ratios de alumnos por aula, «debamos sentarnos de nuevo con el Govern para una nueva escuela en Porto Cristo».

La presidenta y el conseller, en una clase hablando con alumnas del CEIP ses Comes. | SEBASTIÀ SANSÓ sebastià sansó. manacor

Por su parte, tanto Armengol como March reconocieron que durante años «Manacor ha sido un municipio educativamente abandonado» desde la administración, pero que «desde 2015 cuando entramos en el Govern hemos hecho un gran esfuerzo por ponernos al día y durante este tiempo habremos invertido más de 8 millones de euros en infraestructuras. Desde el primero que fue el de Son Macià, prácticamente habremos reformado ya todos los centros», recordó la presidenta. «La educación es un eje fundamental de nuestro Govern, porque es el que garantiza la igualdad de oportunidades de futuro», destacó la presidenta.

Los datos

Si atendemos a los datos, en el CEIP sa Torre, de una sola línea y 157 alumnos escolarizados (67 de Infantil y 90 de Primaria), se han suprimido las barreras arquitectónicas y aumentado la seguridad contra incendios (nueva escalera y ascensor). Se ha reforzado toda la estructura, se han cambiado las instalaciones (eléctrica, calefacción, suministro de agua y saneamiento), mejorado las condiciones térmicas y acústicas (aislamiento de fachadas y falsos techos, nueva cubierta plana y tejado), la distribución interior y se ha instalado una nueva carpintería de aluminio en el porche de planta baja, así como se han sustituido las carpinterías exteriores y rejas antiguas.

En el caso de ses Comes, la inversión ha sido de algo más de 700.000 euros, que servirán para que a partir de septiembre y tras años de reivindicaciones de la comunidad docente y los padres y madres de alumnos, ya no quede ninguna de las cinco aulas prefabricadas que tuvieron que instalarse en el patio, con lo que la obra de ampliación supondrá cuatro nuevas aulas de infantil más un gimnasio.

Compartir el artículo

stats