Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Retruc.net | La resurrección de la red social mallorquina

Jaume Obrador creó en el 2004 una página para jugar a ‘truc’ ‘online’, que se convirtió en una red social local con más de doce mil usuarios - Después de quedar obsoleta en el 2014, la pandemia hizo que resurgiera y volviera a tener protagonismo

Un grupo de  jugadores después de un encuentro durante su época de esplendor.

Un grupo de jugadores después de un encuentro durante su época de esplendor.

Hoy en día es difícil entender las interacciones sociales sin tener en cuenta a Facebook, Instagram o Twitter. Hubo un tiempo, por lejano que parezca, en que estas grandes redes sociales no eran protagonistas ni pasatiempos, simplemente no existían, e internet se utilizaba para recopilar las noticias diarias. Sin embargo, en el 2004 en Mallorca nació una página web que, según su creador, se convirtió «en la primera red social» de la isla, y no tenía el objetivo de publicar fotografías o fragmentos de 280 caracteres -tuits-, sino que era la versión online del tradicional juego de cartas conocido como truc, que llegó a concentrar a 12.000 usuarios en el 2008 principalmente de Mallorca, aunque también de Menorca y de la Comunidad Valenciana.

La historia empieza a principios de siglo, en el 2001, cuando Jaume Obrador, natural de Cas Concos, en Felanitx, terminó Ingeniería Informática en la UIB. «Hice un trabajo de programar un juego de brisca, y coincidió con que aprendí a jugar a truc en el bar, con los amigos. De pronto asocié esa afición con mi aprendizaje, y pensé que sería fantástico ponerlo online», recuerda.

Juego de ‘truc’ tras una de las antiguas comidas de los usuarios. | J. OBRADOR

El verdadero origen de este juego de cartas es una incógnita, aunque se tiene constancia de él desde el siglo XIII, donde aparece en algunos documentos mozárabes. Conocido como truc, truco o truque, hoy se juega principalmente en la parte este de la Península, en Balears y en Sudamérica, sobre todo en Argentina. En el caso de Mallorca, posiblemente sea uno de los elementos más representativos de nuestra cultura popular, protagonista de numerosos campeonatos y torneos locales y uno de los grandes pasatiempos en los bares, además de contar con la propia Federación Balear.

Obrador estuvo tres años preparando la página web, Retruc.net, y el 2 de febrero del 2004 se jugó la primera partida online. «No lo anunciamos en ningún momento, pero poco a poco se iban registrando usuarios nuevos. En un año éramos más de cien, y en cuatro años llegamos a los doce mil», explica. De pronto, la página tomó el lema de su creador -«es más que una web»- y se convirtió en un lugar para conversar y relacionarse con los demás usuarios a través del foro, o lo que es lo mismo, en una red social. «De hecho, tenemos constancia de que se formaron parejas y también se separaron debido a la web», afirma Obrador.

El impulsor de Retruc.net destaca cómo, por ejemplo, a raíz de las interacciones que se formaban, se llegaron a organizar comidas de más de cien jugadores, los usuarios de la Comunidad Valenciana venían a Mallorca para pasar unos días con los de aquí, y los mallorquines visitaban a los de Menorca para conocerse y comer una caldereta de langosta. Todo esto, claro, sabiendo poco más que el nombre de cada persona en el juego online. «En su momento, fue una de las webs en catalán más dinámica y con más usuarios», recuerda el creador de Retruc.net. Sin embargo, a partir del 2009 y el 2010, con la popularización de las grandes redes sociales, esta página web mallorquina fue perdiendo fuelle progresivamente, y en el 2014 se jugó la última partida, ante la falta de usuarios activos.

Jaume Obrador muestra la versión para dispositivo móvil y para ordenador del juego. | J.O.

La pandemia, el gran aliciente

Retruc.net estuvo escondido en el cajón durante seis años, hasta que llegó la pandemia. «En marzo o abril del año pasado un miembro del equipo me llamó para volver a montar la página viendo el tiempo de confinamiento que venía y esto, unido al gusanillo que tenía para volver a hacerlo, nos animó a reprogramarlo todo, adaptándonos a las nuevas tecnologías, en dos meses. En el mes de mayo se volvió a jugar y hemos crecido muy pronto, ya que en nueve meses el número de jugadores aumentó en unos mil usuarios», explica Obrador.

Actualmente en esta página hay 1.500 usuarios, personas de prácticamente todos los pueblos de Mallorca, de todas las edades, jugadores que saben mucho y otros que están aprendiendo. «Es muy bonito que haya esta confluencia, es una comunidad local transversal. Hoy en día no hay muchas páginas webs locales que unan una comunidad tan grande, estamos contentos por esta parte, de crear una comunidad a través de los foros y un juego de cartas tradicional», destaca el programador informático.

El gran reto a partir de ahora es que este espacio online sea dinámico. «Hace unos años no supimos recuperar la página, y no queremos que vuelva a pasar. Si la gente juega, seguirán llegando jugadores, y en diez años podríamos llegar a esos doce mil usuarios que tuvimos», augura Obrador. «Siempre me lo he tomado como un reto personal, una ilusión, es como un hijo. Tienes un reto que lo quieres hacer, no para hacer negocio, sino para disfrutar», añade.

El convertirse en una red social en un tiempo donde se hacía difícil relacionarse a través de Internet encumbró a esta página local, pero acabó engullida por las grandes redes sociales que iban apareciendo, como Facebook o Instagram. Ahora, busca reaparecer con fuerza en un contexto de protagonismo total para esas páginas -o mejor dicho, empresas-, poniendo en práctica una de las palabras de moda: la resiliencia.

Compartir el artículo

stats