Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museu Marítim abre otro frente de polémica entre Simarro y su socio Aguiló

El concejal de Turismo se opone a que se remunicipalice el equipamiento ahora del Consell como pretende el alcalde

Simarro, durante la visita que realizó recientemente al museo para una exposición.

Simarro, durante la visita que realizó recientemente al museo para una exposición. J. M. E.

El Museu Marítim de Santa Catalina ha abierto un nuevo frente de polémica entre el alcalde de Sóller y su concejal de turismo. Sebastià Aguiló se opone a que el Ayuntamiento remunicipalice el museo como pretende llevar a cabo Carlos Simarro tan pronto termine el contrato de cesión del edificio que actualmente gestiona el Consell de Mallorca.

Así lo aseguró Aguiló, quien tildó la propuesta del alcalde de «error» y de «maniobra política que no beneficiará a Sóller». Para el concejal de turismo «el Ayuntamiento no es capaz de gestionar una oficina turística en el Port y después pretende hacerlo con un museo», lo que «sería un error porque creo que actualmente está funcionando muy bien». Añadió que «los turistas están encantados porque a día de hoy sólo tienen este museo y el de Ciencias Naturales para visitar».

El responsable de turismo añadió que «en cualquier caso sí se podría repasar el convenio de cesión para modificar algunas cláusulas», aunque recordó que «con el actual del Ayuntamiento ya puede disponer de sus salas para organizar actividades». Con todo, Aguiló se mostró contrario a la propuesta del alcalde de no prorrogar el contrato que «en cualquier caso vence en marzo de 2023, por lo que ahora no es el momento para decidir si se resuelve o no».

Tal y como informó este rotativo, el alcalde prevé recuperar el oratorio de Santa Catalina, sede del museo, cuando finalice el actual contrato de cesión al Consell para que el Ayuntamiento asuma su gestión.

Este no es el primer desencuentro que se produce últimamente entre el alcalde y el edil no adscrito. Recientemente Simarro y Aguiló ya chocaron cuando el alcalde intentó negociar con Aqualia una prórroga del contrato de concesión, propuesta que actualmente se encuentra en vía muerta. Los dos concejales han protagonizado en los últimos meses un cruce de declaraciones en prensa, lo que ha generado cierto grado de malestar en el seno del equipo de gobierno al que pertenecen los dos.

En otro orden de cosas, los partidos de la oposición también han criticado con dureza la decisión del alcalde de no autorizar la instalación de las piedras de la memoria a tres sollerics que fueron prisioneros en los campos de concentración nazis. Podemos y Més exigen una rectificación de Simarro y lo tildan de «cínico» y de «miserable moral».

Bunyola estrena caldera de biomasa en el colegio

El colegio público Mestre Colom de Bunyola ha estrenado una caldera de biomasa para la calefacción y la producción de agua caliente sanitaria que ha supuesto una inversión de más de 150.000 euros. La instalación ha contado con el apoyo económico de la Mancomunitat de la Serra de Tramuntana y el asesoramiento de la Associació de la Biomassa Balear i Energies Renovables. La caldera utilizará biomasa como combustible que se genera en la Serra y en la comuna del municipio. La ceniza que genera se podrá utilizar para hacer compost.

Compartir el artículo

stats