Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empleados no subrogados de Majorica piden su inclusión en una bolsa de trabajo

La reclamación llega a falta de unos días para que se produzca el traspaso de la propiedad a Majolaperla SLU y se empiecen a negociar las condiciones del ERE

Los empleados no subrogados de Majorica piden su inclusión en una bolsa de trabajo

Los empleados no subrogados de Majorica piden su inclusión en una bolsa de trabajo

La compra de Majorica no ha acabado con todos los problemas laborales de la empresa, que vive ahora momentos clave justo antes del inicio de la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que debe ordenar el juez del caso en los próximos días. Por eso, parte de los trabajadores que no entran en los planes de la nueva propiedad (no subrogados) se han reunido en Manacor para consensuar una serie de peticiones que consideran esenciales para poder firmar el ERE con garantías.

«Está a punto de negociarse el ERE de Majorica y no vemos claro que se luche por nuestros intereses. Durante el proceso de venta muchas empresas ofertantes anunciaron que los trabajadores no subrogados no quedaríamos abandonados… pero la realidad es que ya se han publicado la lista y las pocas noticias que nos llegan no son esperanzadoras», explican los empleados no readmitidos, que son 57 en Mallorca y otros 51 repartidos entre oficinas y tiendas de la península.

Hace ahora tres semanas que se confirmó la francesa Majolaperla SLU como la nueva propietaria de Majorica, con lo que parecía cerrarse un año de incertidumbre iniciado paralelamente a la pandemia sanitaria y que llevó a la perlera manacorina a presentar, a finales del verano pasado, un concurso de acreedores para poder subsistir. 

Medidas «no negociables»

Ahora estos trabajadores (que se han quedado fuera y sin información) se han unido para exigir a los comités y sindicatos una serie de medidas «que no son negociables» para poder firmar el ERE. En primer lugar piden que los comités no firmen el ERE «antes de llevar a cabo una asamblea con los trabajadores y trabajadoras no subrogados, donde se informe de todos es puntos que quieren acordar». 

«También que se nos informen del criterio que se ha seguido para hacer su lista de los que no continúan», ya que sospechan que han podido primar intereses no objetivos. «En principio se prometió que tendrían consideración con madres con hijos a su cargo o personas que con más de 50 años tuvieran complicada su reinserción en el mundo laboral».

Por lo tanto una de sus reivindicaciones fundamentales a los comités de empresa, es que sea de obligatorio cumplimiento para firmar el ERE, la creación de una bolsa de trabajo condicionada a que no se pueda hacer ninguna incorporación a Majorica mientras queden antiguos trabajadores esperando, y no se pueda llevar a cabo ninguna subcontrata ni compra de piezas elaboradas fuera mientras no se recuperen todos los trabajadores y trabajadoras de dicha bolsa. Un punto que tampoco convence a los no subrogados es el hecho que se esté planteando desde la empresa una indemnización de 20 días por año trabajado hasta un máximo de doce, «lo cual es totalmente inaceptable». Es por ello que solicitan la intervención de dirección de Trabajo del Govern, del SOIB y de sus servicios jurídicos «para que puedan asesorarnos».

El lunes de la semana pasada y con el permiso judicial, la nueva propiedad de Majorica pudo volver a abrir la fábrica de perlas y joyas del polígono industrial de Manacor, con lo cual los trabajadores que siguen en la plantilla local han podido ya volver a sus lugares de trabajo, y cobran a cargo de Majolaperla SLU, pese a que aún no se ha producido el traspaso oficial de propiedad ni se han negociado los ERE.

Está previsto que durante los próximos días tenga lugar la primera reunión entre el administrador concursal que ha llevado a cabo el proceso de compra-venta de Majorica, y el propio abogado de la empresa, precisamente para empezar a discutir los términos laborales. 

Compartir el artículo

stats