Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción de los juzgados de Manacor se reactiva una década después

El Ministerio de Justicia ya se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para que los arquitectos del estudio vallisoletano de Primitivo González se reúnan esta semana con el departamento de Urbanismo para presentar el proyecto

Un escollo pendiente es el traslado de los escombros que quedan en el solar de la calle del Pilar.

Un escollo pendiente es el traslado de los escombros que quedan en el solar de la calle del Pilar. S. Sansó

La construcción de los nuevos juzgados unificados de Manacor puede ser una realidad en breve. La jefa del departamento de arquitectura del Ministerio de Justicia ya se ha puesto en contacto con el ayuntamiento de Manacor para solicitar una reunión con el departamento local de Urbanismo, de cara a que el estudio adjudicatario pueda presentar el proyecto y conocer de primera mano la situación de los terrenos (cedidos desde hace más de una década por el consistorio en la calle del Pilar) así como explicar los condicionantes técnicos del nuevo edificio. Así, representantes del reputado estudio vallisoletano de Primitivo González (Estudio González Arquitectos), adjudicatario de la redacción y responsable, entre otros de diseños como los juzgados de Valladolid, de varios ayuntamientos en Alemania, del futuro hospital de Burgos, de los conservatorios de León o Ávila, o las escuelas de arte de Valladolid o Palencia, viajarán esta semana a Mallorca

Hace ahora justo un año, en junio de 2020, el Ministerio de Justicia ya sacó a licitación el proyecto de redacción y dirección de obras por un importe de 834.000 euros. Un primer paso para adjudicar después la construcción efectiva, que según avanzó el propio Ministerio en 2018 tendrá un coste aproximado de 6,3 millones.

El proyecto está dentro de la unidad de actuación del nuevo Plan General de Manacor que está a punto de aprobarse (a falta de la corrección por parte del Consell de Mallorca de algunas deficiencias técnicas menores), según explica la regidora de Urbanismo, Núria Hinojosa, quien junto a la jefa del departamento de arquitectos municipales, Catalina Rigo, recibirán durante estos días a la delegación leonesa.

Se trata de un tema recurrente que arranca en febrero de 2011 cuando el ayuntamiento de Manacor ya aprobó en pleno la cesión de un solar de 4.595 metros cuadrados a Justicia para la construcción de doce juzgados en el extrarradio de la ciudad. Un compromiso que no ha cristalizado hasta ahora, tras años sin que el órgano estatal lo incluyera en sus presupuestos.

Cabe recordar que en las sucesivas memorias del año judicial que el Ministerio publica con las principales incidencias y estadísticas, desde hace una década resalta el mal estado físico (tanto de conservación como de espacio) de los juzgados de Manacor, las dificultades logísticas que supone la dispersión por la ciudad de los diferentes juzgados de instrucción (en tres edificios) y la consecuente necesidad de construir un edificio común y moderno.

Recuperación patrimonial

«Es cierto que el traslado de los diferentes juzgados del centro de Manacor hacia las afueras puede suponer algunos problemas, pero también lo es que de esta forma recuperaremos el edificio del Palau de Justicia (juzgado de instrucción número 1, en la plaza Font i Roig y que es parte del conjunto histórico dominico), con lo cual podríamos unificar todo el claustro de Sant Vicenç y así tener un gran centro cultural», recuerda.

Un síntoma evidente de que el ayuntamiento de Manacor cuenta con ello es el proyecto ya adjudicado de reforma del que hasta hace unos años era el aparcamiento privado para los trabajadores del juzgado, que pasará a ser una plaza-jardín público para el disfrute de los vecinos. Como pasará con el edificio antiguo donde también está el registro civil, y que en estos momentos está cedido por el consistorio al Ministerio de Justicia.

Un escollo, también relacionado paralelamente con la justicia, que el Ayuntamiento deberá resolver antes de la construcción de los nuevos juzgados, será el de trasladar las toneladas de escombros de obra que aún quedan en el solar de la calle del Pilar, procedentes de la demolición de dos plantas (por orden judicial) de los aparcamientos del Principal, en pleno centro de Manacor. «No los podemos quitar porque el juzgado número 2 todavía no nos ha contestado», recuerda Hinojosa. El último fleco para dar por concluido uno de los casos urbanísticos más polémicos de los últimos años.

Compartir el artículo

stats