Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antoni Mir Alcalde de Andratx.

«Construiremos la rotonda en Camp de Mar y uniremos los paseos de Calvià y Andratx»

«Mi prioridad es aprobar el plan general y construir la residencia para mayores»

Mir asegura que la temporada turística se presenta «bien» en Andratx.

Mir asegura que la temporada turística se presenta «bien» en Andratx.

Alcalde de Andratx. El socialista Antoni Mir (Andratx, 1962) coge las riendas del Ayuntamiento tras cuarenta años en política y sin experiencia en cargos públicos. Mantendrá la vara de mando hasta el final de la legislatura tras sellar un Pacto con El Pi y Més.

Hace tres semanas cogió la vara de mando del Consistorio ‘andritxol’. ¿Cómo afronta el reto?

Con mucha ilusión. Hace cuarenta años que estoy en política, desde marzo de 1981, y nunca había ejercido un cargo público. Por motivos personales siempre decliné las ofertas (hace unos treinta años me propusieron ser el secretario general del PSIB), pero creo que ahora es el momento. Andratx tiene muchos problemas que arrastramos desde hace veinte años y hay que solventarlos. Y veo que la gente tiene mucha esperanza en mí, aunque siempre les digo: ‘Yo no soy Jesús. Haré lo que pueda, pero no hago milagros’.

¿Cuáles son sus líneas rojas?

Lo prioritario es acabar los proyectos que mis antecesores [Katia Rouarch, de El Pi, y Joan Manera, de Més per Andratx] han dejado prácticamente hechos, como la aprobación de las normas subsidiarias o la construcción de una residencia para ancianos. Además, tengo ganas de iniciar nuevos proyectos aunque sé que no estarán finalizados esta legislatura, como por ejemplo la ampliación del campo de fútbol o la construcción de otro pabellón y otra escuela, ya que la que tenemos tiene más de cuarenta años.

Parece que el plan urbanístico es el talón de Aquiles de muchos municipios. ¿Será una realidad en esta legislatura el de Andratx?

Confío en que sí. De momento, en todos los contactos que hemos mantenido con el Consell de Mallorca nos han trasladado que técnicamente no hay ningún problema, por lo que espero que en un mes, mes y medio, esté aprobado.

Resuma a grandes rasgos las nuevas normas subsidiarias.

Contemplan una normativa que nos permitiría construir un polígono industrial, ya que no tenemos, y más aparcamientos, sobre todo en el Port d’Andratx. También podríamos en marcha el Plan Especial de Rehabilitación Integrada (PERI), que lleva paralizado catorce años, para restaurar los dos cascos antiguos del pueblo.

¿Y qué pasa con la clamada construcción de la rotonda de la carretera de Camp de Mar a Palma?

Espero que también esté acabada, o casi. El periodo de alegaciones ha terminado y ahora está a punto de licitarse la obra. Se trata de un cruce muy peligroso donde ha habido muchos accidentes, aunque la tasa de mortalidad no es de las más elevadas en este tramo. El mismo proyecto contempla la unión del paseo peatonal y ciclista de Calvià con el de Andratx. Aún tenemos que negociar con el Consistorio calvianer cómo hacerlo, pero uniría esa parte de costa.

Hace décadas que se habla de la necesidad de una residencia para la tercera edad en la localidad…

Ya en 1979, con la constitución del primer ayuntamiento democrático en Andratx, se marcó como prioridad la construcción de una residencia para ancianos. Tras paralizarse un proyecto en los años 90, en la legislatura pasada el Ayuntamiento iba a firmar un convenio con la Conselleria que no llegó a signar. Al entrar nosotros en el gobierno, negociamos con la Conselleria cederles los terrenos y adelantarles los cinco millones y medio de euros, que posteriormente nos devolverán en una serie de años. La modificación presupuestaria ya está aprobada y esperamos que en el próximo pleno, o el siguiente, se apruebe el convenio. Después será la Conselleria la que se ponga a trabajar en el proyecto y empiece la obra.

¿Se derribarán los apartamentos ilegales en suelo ‘andritxol’?

No depende de nosotros. Hay dos casos: uno el de la calle Tonyina y otro en la calle Montport, ambos en el Port d’Andratx. En el primero está todo el ‘papeleo’ hecho y solo falta que el juez nos autorice el derribo. En el segundo caso, al ser una demolición de mayor envergadura, hemos firmado con la conselleria de Territorio un convenio para que sean ellos los que se encarguen del derribo. Supongo que será antes el de la calle Tonyina que el de Montport.

La pandemia ha golpeado de lleno al sector económico. ¿Qué medidas han puesto en marcha para reactivar la economía?

En Andratx, por suerte, no nos ha afectado tanto como en otras zonas. A nivel local, hemos lanzado ayudas al comercio local con una partida de 720.000 euros y ayudas al alquiler con 500.000 euros, además de las alimentarias y las de servicios (como el pago de facturas de luz y agua). Se ha procurado atender toda la demanda, que no es poca, y algunos pagos se han hecho en efectivo para ayudar a las familias.

¿Cómo se presenta la temporada turística en la localidad?

Bien. A finales de este mes un nuevo hotel de cinco estrellas abrirá en Camp de Mar y el resto lo está haciendo paulatinamente durante estas semanas. En cuanto al turismo residencial del Port d’Andratx, sigue en auge y a día de hoy ya se ve bastante movimiento.

Compartir el artículo

stats