Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ayuntamiento de Felanitx recoge veinte toneladas de basura en el vertedero ilegal

Los trabajos de limpieza superficial arrancaron el lunes y se estima que se alargarán hasta la semana que viene

17

El ayuntamiento de Felanitx recoge veinte toneladas de basura en el vertedero ilegal Anabel Ruiz

Veinte toneladas de plásticos, vidrios y otros residuos. Es la cantidad que ha recogido el ayuntamiento de Felanitx hasta el momento en el vertedero ilegal descubierto por Greenpeace en la zona de Can Alou el pasado mes de octubre. En cinco días, los operarios han llenado cinco contenedores (con una capacidad de cuatro toneladas cada uno) y se estima que los trabajos de limpieza superficial se alargarán hasta la semana que viene. [Vea aquí la galería].

El alcalde de Felanitx, Jaume Monserrat, acompañado por la regidora de Medio Ambiente, Catalina Soler, visitó ayer la zona para conocer de primera mano cómo se está desarrollando esta primera fase, que consiste en la limpieza superficial del terreno y que cuenta con un presupuesto de 23.000 euros que corre a cargo de la institución municipal. Posteriormente se dará paso a la segunda fase, en la que la conselleria de Medio Ambiente ejecutará unas catas para conocer el estado de la tierra. «Y depende del resultado se llevará a cabo una restauración del terreno o una mineralización», apuntó Soler.

En este sentido, la regidora de Medio Ambiente explicó que lo más fácil, y económico, sería restaurar la zona, donde se vertería tierra con criterios técnicos; mientras que ejecutar la mineralización supondría retirar todo lo que subyace en el subsuelo (en caso de que hubiera bolsas de gas, por ejemplo) y restituirlo. Sea como fuere, primero debe finalizarse esta primera limpieza superficial para después proceder a las catas.

Por el momento, los operarios siguen retirando a mano los miles de residuos que cubren este terreno. «Los contenedores se van directos a la incineradora», señaló Soler, que aclaró que estos residuos están demasiado gastados (del sol y el paso del tiempo) para ser reciclados: «No sirven para nada». Bueno, sí. Algunas autoridades municipales aprovecharon la visita al vertedero ilegal para hacerse con algunas botellas de cristal al ser «una reliquia».

El vertedero ilegal lleva décadas

El primer edil destacó que todavía se desconoce el tiempo que lleva este vertedero ilegal en la zona de Can Alou, aunque sostuvo que parece que hace décadas. Del mismo modo, desde el Consistorio tampoco han podido averiguar de quién es la propiedad, hecho que ha provocado que el proceso «se alargue tanto» al ser requeridas dos publicaciones en el BOE para poder dar luz verde a los primeros trabajos de limpieza.

Monserrat y Soler coincidieron en remarcar la buena sintonía que han mantenido hasta ahora con la conselleria de Medio Ambiente, «que se ha implicado de lleno desde el primer momento». Durante esta semana, los técnicos de Medio Ambiente han visitado el vertedero ilegal y una vez se ejecuten las catas, ambas instituciones deberán decidir cómo proceder. Y Monserrat ya avisa: «Le hemos manifestado a la Conselleria que nosotros ahora mismo no tenemos capacidad para asumir una actuación de semejante envergadura».

Compartir el artículo

stats