Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fent i desfent | Sóller como plató para el rodaje de una serie de Netflix

Rodaje de un spot publicitario, la semana pasada, frente a la parroquia de Sant Bartomeu de Sóller.

Rodaje de un spot publicitario, la semana pasada, frente a la parroquia de Sant Bartomeu de Sóller.

El 'Clooney solleric' como protagonista, por Rosa Ferriol

Es que te conozco. Y te imagino maquinando cómo mover hilos en el Ayuntamiento para que te cuelen en la serie Cloe. Ya que hay contacto directo con la productora, por favor, señores regidores de Sóller proponed a Joan Mora como protagonista. Estaría en su pura salsa. El apodo de Clooney solleric ya lo tiene, además se define como «chulo y sexy». Lo que con tantos affaires entre manos, más que un thriller parecería un culebrón colombiano. Pero, vaya, ya que ahora además me eres infiel con mi antigua sección y puestos a airear nuestras confidencias, te hago saber que esta semana, con mi sobresalto que pensaba que te habría tocado la fibra, has conseguido lo impensable. Así que si Sóller se convertirá este verano en plató para Netflix, ten cuidado que antes no se transforme en uno de Sálvame porque con tus continuas musas has logrado despertar a la Rosa ‘Belén Esteban’. Así que aviso: yo, por mi Mora, mato. Ya lo puedes ir dejando claro: la del Pla es la del Pla. En otro orden de cosas, la vacuna, ¿bien? Aquí sí que hay escena. En tu segunda dosis, vendré de cámara.

La vida es una película de acción y thriller, por Joan Mora

Rosa, sé que estás dolida con mis escarceos con Francina, Catalina, Aina y, ahora, con María Elena. Me enamoro fácil de mis musas. Mi vida es una película romántica, de acción y suspense. De esas de domingo por la tarde, vaya. Aunque por película la que armé en el vacunódromo donde me clavaron la banderilla del covid. No te quepa duda de que fui el protagonista del momento. Eso sí fue una película de terror con aquello tan grande que penetraba mi bracito mientras la enfermera parecía que disfrutaba más que Manolete clavando el estoque al toro. Vaya faena, casi me cortan la oreja y el rabo. Ni que fuera yo un Miura. Soy balenofóbico y tripanofóbico, por lo que el show estaba asegurado. Nada que envidiar a lo que dentro de poco nos montará Netflix por las calles de Sóller grabando una serie de acción con persecución y accidente incluido. No será nada con la segunda parte de mi película que montaré cuando reciba la segunda dosis. Ya te contaré, Rosa, será otro filme digno de ver. Una de palomitas, por favor. Por cierto, te hacía más Patiño que Belén Esteban. Yo, por supuesto, Jaime Cantizano, que por eso nacimos el mismo día.

Compartir el artículo

stats