Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Retirada de algas de las lagunas de Can Figuera

GADMA protagoniza una intensa jornada de limpieza del «moco de roca» que ha colonizado la superficie acuática

Retirada de algas de las lagunas de Can Figuera

Un grupo de voluntarios de la asociación ecologista GADMA está llevando a cabo, desde hace días, una intensa tarea de limpieza y retirada de alga de las lagunas de Can Figuera. Según explica Bernat Fiol, portavoz del colectivo, estos últimos meses la proliferación de un alga denominada Cloroficea filamentosa vulgaris, también conocida popularmente como «moco de roca» se ha ido extendiendo y colonizando toda la superficie acuática de las siete lagunas que hay en el humedal; una proliferación que termina por hacer desaparecer el resto de vegetación y fauna que habita en la zona, pues el alga se adueña del espacio y consume todo el alimento que hay en el agua, provocando, al final, su putrefacción.

Según Fiol, varios son los factores que pueden haber influido en la sobrepoblación de esta planta. Por una parte, los días de intenso calor, atípicos, que se vivieron en los pasados meses de febrero y marzo, todo ello influido también por el cambio climático en el que ya estamos sumidos, lo cual favoreció la evaporación de una parte importante del agua de las lagunas que, como consecuencia, hizo que quedaran más nutrientes a disponibilidad de la citada planta, básicos para su desarrollo. Otro factor que puede haber influido en ese aumento de nutrientes, según opina Bernat Fiol, tal vez sea que de la depuradora municipal, de donde proceden estas aguas, se haya filtrado un tanto por ciento de nutrientes superior a lo normal. En definitiva, todo ello no ha hecho más que favorecer el crecimiento del alga en cuestión.

Una de las sesiones de limpieza se ha llevado a cabo este sábado 5 de junio, con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente. Los operarios de la asociación ecologista GADMA tuvieron que hacer uso de pequeñas embarcaciones y canoas para ir sacando los centenares y centenares de quilos de alga que ya se había extendido sobre la superficie acuática, así como de trajes adecuados para meterse en el agua en los lugares de más difícil acceso. Cabe decir que, de entre los numerosos restos de alga recogidos, una pequeña parte también eran las típicas toallitas de uso doméstico que tanta problemática están causando en lo que se refiere a contaminación medioambiental.

Compartir el artículo

stats