Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Religión

Monjas de clausura de una congregación colombiana residirán en el Palau Reial de Sineu

El obispo Sebastià Taltavull visitará la parroquia el jueves para trasladar a los feligreses la "esperada" noticia

Sor Trinidad, la última abadesa del convento, murió en 2016. La imagen, en el interior del comedor, corresponde al año 2009.

Sor Trinidad, la última abadesa del convento, murió en 2016. La imagen, en el interior del comedor, corresponde al año 2009.

Las monjas de clausura volverán al Palau Reial de Sineu después de que las últimas religiosas concepcionistas que residieron en el histórico edificio lo abandonasen de forma definitiva hace casi cinco años. El Bisbat de Mallorca ha informado este lunes que una congregación de origen colombiano llamada Hijas de la Sagrada Familia ocupará «próximamente» las instalaciones del viejo palacio del Rei Jaume II que desde el año 1583 hasta el pasado 2016 ejerció de monasterio de las monjas concepcionistas, la orden que a lo largo de estos siglos ha residido en el recinto religioso hasta que hace cinco años lo abandonó por la defunción de algunas de las monjas, la avanzada edad de las restantes y la falta de vocaciones que imposibilita el relevo.

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, visitará el pueblo de Sineu el próximo jueves para presentar directamente a los feligreses esta «esperada y grata noticia», en palabras del obispado. El acto se celebrará a partir de las 19 horas en la iglesia parroquial de Santa Maria.

Cuando las últimas monjas concepcionistas dejaron de forma definitiva el Palau Reial de Sineu, en octubre de 2016, la inquietud se apoderó de los ‘sineuers’ por la incertidumbre que generaba la falta de actividad en un edificio catalogado de gran valor histórico y patrimonial que, según las crónicas, había levantado el Rei en Jaume II en el año 1309 sobre las piedras del edificio precedente de origen musulmán. 

Poco después de la marcha de las últimas monjas de clausura, el obispo Taltavull congregó a los fieles en la parroquia en febrero de 2017 para tranquilizarlos y asegurar que el Palau Reial sería ocupado «en breve» por una nueva congregación religiosa. 

No obstante, han tenido que pasar más de cuatro años desde aquel anuncio del obispo para que, finalmente, se anuncie el nombre de la congregación que continuará la vida contemplativa en el monasterio ‘sineuer’, si bien todavía no se ha concretado la fecha exacta de la incorporación ni el número de religiosas que residirán en las dependencias monásticas. Tampoco ha trascendido si la llegada de las monjas implicará algún tipo de reforma de las instalaciones, muy afectadas por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento durante estos últimos años de abandono. De hecho, durante el citado acto el obispo en 2017, lamentó la falta de ayudas para mantener el patrimonio de la iglesia mallorquina. «A largo plazo deberá hacerse una reflexión sobre esta cuestión», señaló Taltavull ante los feligreses de Sineu preocupados por el futuro inmediato del Palau.

Las Hijas de la Sagrada Familia son una congregación creada en Barranquilla (Colombia) con dos ramas: la vida contemplativa y la vida misionera activa. Las religiosas de esta orden sudamericana que desembarcarán en Mallorca se dividirán en dos grupos diferentes. Un grupo será destinado directamente al monasterio de Sineu, mientras que otras hermanas de la congregación residirán en otras parroquias de la isla todavía por determinar.

Compartir el artículo

stats