Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

El Consell prohibirá este verano el acceso a la playa de Formentor en vehículo privado

Entre el 15 de junio y el 15 de septiembre estarán en vigor las restricciones de tráfico en la península de Pollença

Representantes de las diferentes administraciones implicadas en las restricciones han presentado hoy la medida.

Representantes de las diferentes administraciones implicadas en las restricciones han presentado hoy la medida. Consell

Con el lema ‘Formentor merece un respiro’, las restricciones de acceso en vehículos privados a la emblemática península de Pollença volverán este verano con una importante novedad: la limitación se amplía a la playa de Formentor, desde donde solo se podrá acceder desde el Port de Pollença en transporte público, vehículos autorizados, servicios de emergencias y bicicletas, si bien también se permitirá el acceso a los autocares de transporte discrecional. El conseller de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, ha presentado este miércoles las medidas para controlar el acceso de vehículos a la península de Formentor, que estarán en vigor entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, ambos días incluidos. También han participado en la presentación representantes de las otras administraciones implicadas: dirección general de Transportes del Govern, Consorci de Transports de Mallorca, dirección general de Tráfico, Guardia civil y ayuntamiento de Pollença.

Así, durante los tres meses de verano el acceso a Formentor desde la carretera Ma-2210 estará restringido entre las 10 y las 19 horas. Este año se establecerán dos niveles de restricción. El primero empezará en el Port de Pollença y se prolongará hasta la playa de Formentor, y el segundo comprende desde la playa hasta el faro. En ambos casos se vetará el acceso de vehículos privados y se obligará a los autorizados a aparcar en las zonas habilitadas y en ningún caso en los laterales de la carretera.

En este sentido, el conseller Sevillano ha explicado que “se recupera una medida que el pasado año no pudo implementarse debido a la pandemia” y añade que el objetivo es “proteger un espacio sensible desde el punto de vista medioambiental y con altos valores paisajísticos” en el décimo aniversario de la declaración de la Serra de Tramuntana como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. “Debemos apostar por otro tipo de movilidad y de accesos a los enclaves naturales de la isla; Formentor se merece un respiro”.

El Consell incrementará la señalización con diferentes indicadores para garantizar que las medidas se interpreten de forma correcta por los ciudadanos. También reforzará la información con medios móviles de mensajería variable y la presencia de informadores en los puntos donde se inician las restricciones, además de poner en marcha una campaña de información en los medios de comunicación y en la web de la institución insular.

El Transport de les Illes Balears (TIB) ofrecerá dos líneas de autobús para facilitar el acceso a toda la zona restringida: la 333, que cubre la ruta entre Alcúdia, Port de Pollença y Formentor; y la 334, que conecta Alcúdia con el puerto ‘pollencí’ y llega hasta la Talaia de Albercutx. Ambas líneas compartirán paradas en el mirador del Colomer y en la playa de Formentor. La línea 333 tendrá la última parada en la playa, mientras que la 334 realizará dos paradas más: Cala Figuera-Cala Murta y el faro de Formentor. Las dos líneas conectan con otras líneas de bus en la parada del Port de Pollença y en el centro histórico de Alcúdia.

Además, está previsto que también vuelvan a habilitarse los buses lanzadera que empezaron a funcionar en 2018, cuando se restringió por primera vez el acceso en vehículos privados al faro de Formentor. El director general de Movilidad y Transporte, Jaume Mateu, ha explicado que “se está ultimando por parte del Consorci de Transports la coordinación de los horarios para la entrada en servicio de los buses lanzadera a partir del 15 de junio”.

Por otra parte, los vehículos que cumplan los requisitos para obtener una autorización especial de acceso a Formentor deberán pedir la acreditación con una antelación mínima de tres días hábiles. Entre el puerto y la playa, solo serán autorizadas las personas que residan en la zona y los visitantes de los residentes, así como los vehículos que transporten a personas con movilidad reducida, taxis y autocares de transporte discrecional, entre otros. Por contra, desde la playa hasta el faro (entre los kilómetros 8,7 y 19,6) solo podrán acceder los residentes, los servicios sanitarios, protección civil y emergencias, los cuerpos de seguridad y los vehículos que transporten a personas con movilidad reducida.

La DGT instalará una barrera en la playa de Formentor con un lector de matrícula que estará en funcionamiento durante el periodo de restricción. Los vehículos sin autorización que circulen por la carretera del faro serán sancionados. En este sentido, Francisca Ramis, jefa provincial de Tráfico, ha explicado que los vehículos no autorizados “se exponen a sanciones de hasta 200 euros”.

Compartir el artículo

stats